– Resumen y panorama del mercado de divisas 04/02/13 –

Una fuerte caída de las bolsas, particularmente las europeas, presionó a la baja al euro favoreciendo una toma de ganancias. El yen se benefició haciendo que el comienzo de la semana muestre resultados pocos habituales días atrás: el euro cayendo y el yen subiendo. El dólar tuvo resultados mixtos en el mercado.

 El EUR/USD fue víctima del peor día de las bolsas europeas desde agosto, llevando además a una toma de ganancias. La divisa común fue lejos la de peor rendimiento en el mercado, mostrando que podría seguir débil por lo menos hasta el encuentro del jueves del Banco Central Europeo.

En otra de las facetas contrarias a lo que veníamos viendo en el mercado, la libra estuvo en el podio de las mejores. No solamente el GBP/USD logró alejarse de los mínimos, sino que además el EUR/GBP tuvo un importante retroceso, cayendo por debajo de 0,8600.

 Lo que si continuó de la semana pasada fue que cada moneda tuvo sus propios recorridos, sin guardar mucha correlación. Mientras que el EUR/USD caída, el GBP/USD se pudo mantener. En el medio, las monedas asociadas con mayor riesgo también tomaban caminos distintos.

 El NZD/USD había comenzado la semana cerca de una resistencia clave pero no aguantó y terminó cediendo terreno llevando a la baja al kiwi en todo el mercado. Por su parte el AUD se mostró un poco más fuerte (posiblemente por la expectativa de que el banco central mantendrá las tasas ofreciendo un discurso menos pesimista). Si bien el AUD/USD cerró sin grandes cambios se mantuvo por encima de 1,0400. Pero todo puede cambiar para el AUD en cuestión de horas cuando el banco central emita el comunicado con sus decisiones (quedará luego el reporte de empleo).

 El CAD no tuvo una buen jornada aunque tampoco registró grandes variaciones. El USD/CAD se mantuvo por debajo del nivel de paridad, sin dar granes señales, registrando recorridos típicos de un día lunes.

 Esto llevó a que el dólar tenga resultados mixtos en el mercado, con recorridos, salvo excepciones, limitados. El martes la volatilidad desde temprano podría tomar más ritmo, al compás de nuevos datos económicos y con los eventos en la región del pacífico, que continuarán a lo largo de la semana.

 La divisa japonesa tuvo un buen día. El USD/JPY corrigió a la baja, luego de haber marcado nuevos máximos en años. El par no se pudo sostener por encima de 93,00 y terminó mirando hacia 92,00. Es de esperar que continúe la fuerza del yen, a menos que el USD/JPY suba y regrese por sobre 92,70.

 Tras la gran caída de las bolsas europeas el lunes, crece la expectativa por que pasará el martes. ¿Habrá comenzado una gran corrección de la bolsas o es un simple paso hacia atrás para seguir el avance?

 Lo que quedó del lunes

  •  El índice PMI no manufacturero oficial de China subió desde 56,1 a 56,2 el pasado mes.
  • La expansión de la base monetaria de Japón creció a tasas interanuales menores a las estimadas, al subir 10,9% (inferior a la del 11,8% del mes anterior y al 13,2% esperado). Esto se da pese a las acciones más fuertes anunciadas por el Banco de Japón.
  •  La confianza de los inversores en la Eurozona, medida por el índice Sentix, subió levemente menos de lo esperado al trepar desde -7 a -3. Por su parte, el índice de precios de producción registró en diciembre una caída del 0,2% en diciembre. Esto no pone ningún freno desde el punto de vista de la inflación mayorista si es que el Banco Central Europeo (BCE) decide reducir las tasas de interés.
  •  Las órdenes de bienes durables subieron 1,8% en EE.UU. en diciembre. La suba estuvo por debajo del 2,3% esperado.
  •  El Banco Central Europeo, el Mecanismo Europeo de Estabilidad y la Autoridad Bancaria Europea completaron la segunda revisión del programa de asistencia financiera a España. Según las instituciones el programa sigue en marcha, y se han realizado avances en línea con lo acordado.
  •  Se conoció que el Departamento de Justicia de EE.UU. presentará cargos contra la calificadora Standard and Poor’s acusándola de fraude a la hora de calificar bonos hipotecarios. Esto ocurre luego de que las negociaciones no llegaran a buen puerto.