putin-Abdulaziz-reuters
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el príncipe saudí, Salman bin Abdulaziz, en una foto de 2014. | Reuters

Los precios del crudo, tanto los del Brent como los de West Texas, suben con fuerza después de que Arabia Saudí, el mayor productor del mundo, y Rusia hiciesen una declaración conjunta para apoyar el mercado de petróleo. Según informa Reuters, los ministros de Energía de ambos países habrían firmado un pacto de colaboración en el marco de la reunión del G-20 en China. ¿Congelación de la producción? Ambos países no descartan esta medida.

A pesar de que no han trascendido los detalles del acuerdo, los precios del oro negro se sacuden de las pérdidas de primeras horas de la mañana y llegan a subir hasta el 5%, cerca de los 50 dólares.

La agencia rusa Tass ha informado de que el ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, y el ministro de Energía, Industria y Recursos Minerales de Arabia Saudí, Khaled bin Abdul Aziz al-Faleh, han suscrito una declaración conjunta para hacer frente a la inestabilidad.

La agencia señala que ambos dirigentes han reconocido la necesidad de reducir la volatilidad en el mercado del petróleo y han anunciado su intención de establecer un grupo de trabajo para el seguimiento del mercado del petróleo y realizar recomendaciones con el objetivo de garantizar su estabilidad.

Rusia y Arabia Saudí también habrían acordado colaborar para implementar nuevas tecnologías en el sector de la energía y el gas.

Recientemente el Ministro de Energía de Arabia Saudí había confirmado que hasta nuevo aviso no volvería a aumentar la producción de petróleo. Según los últimos cálculos, Arabia es capaz de bombear hasta 12,5 millones de barriles al día. Por su parte, el ministro de Energía ruso habría mostrado su disposición para participar en cualquier decisión sobre la congelación de la producción.

Reunión de la OPEP

En cualquier caso, el anuncio se produce en la antesala de la reunión de la OPEP este mes (26 y 28 de septiembre), donde los productores de petróleo volverán a discutir posibles vías para estabilizar el precio del crudo.

En el último encuentro, celebrado en Doha en el mes de abril, los miembros de la organización no fueron capaces de llegar a un acuerdo para limitar la producción, después de que Irán no asistiese y que Arabia Saudí se negara a seguir adelante sin la participación de todos los estados de la OPEP.

Fuente: eleconomista.es