El franco suizo, el dólar y la libra fueron las monedas de peor rendimiento el martes. Las bolsas no tuvieron mucho movimiento y el mercado de divisas se movió con su propio ritmo. Pese a que no hubo un optimismo con los activos de renta variable, el aussie y el kiwi se beneficiaron en el mercado.

La rebaja de tasas en Australia no pesó sobre el aussie mientras que el franco suizo se vio debilitado posiblemente por la implementación de tasas negativas por parte de unos de los bancos comerciales más importantes. En loonie (CAD) tuvo también un buen desempeño y repuntó contra sus pares de las commodities, luego del comunicado del Banco de Canadá.

No hubo grandes variaciones en el mercado. El dólar siguió mostrándose débil pero terminó el día dando algunas señales positivas. El rally del EUR/USD parece estar dando indicios de que necesita una corrección antes de seguir, al igual que otros cruces en el  mercado, que se han aproximado a resistencias importantes contra el dólar, con lo cual de superar las mismas deberíamos de presenciar una aceleración en el descenso del billete verde. Pero últimamente esto ha servido más para realizar operaciones contrarias que a favor. ¿Será esta vez distinto?

Algunos argumentos dan para pensar en que podría ser así. Diciembre suele ser un buen mes para las acciones. La suba de las bolsas por lo general está asociada con una caída del dólar. Por lo tanto, si vemos una recuperación de los activos de renta variable es posible que venga acompañada por una caída del dólar en el mercado.

El oro no pasó desapercibido ya que tuvo una importante caída que llevó al valor de la onza por debajo de $1.700  y a tener el cierre más bajo desde principios de noviembre. Con eso el panorama para del preciado metal luce más nublado y con mayores probabilidades bajistas.

El miércoles aumentará el flujo de información y posiblemente la volatilidad tanto en las bolsas como en el forex, así que habrá que tener precaución. El miércoles la cantidad y la magnitud de los reportes económicos irán en aumento. Serán varios y marcarán la previa del jueves de los bancos centrales europeos y del viernes del reporte de empleo de EE.UU.

Además, continúa la lucha entre republicanos y demócratas en EE.UU. en torno a las cuestiones fiscales. El acuerdo no llega y el tiempo lentamente se va acabando. De no haber acuerdo pronto, inversores comenzarán a especular con posibles escenarios.

Para destacar del 04/12/2012:

* El banco central de Australia (RBA, por sus siglas en inglés) recortó la tasa de interés en 25 puntos básicos, llevándola al 3%. En el comunicado no quedó claro que podría hacer el banco de cara al futuro. El aussie (AUD) se apreció luego de la decisión, sorprendiendo a varios. Esto puede haberse debido a que había varios que especulaban con una reducción de tasas de 50 puntos básicos.

 De este modo, al igual que Nueva Zelanda lo hizo meses atrás, la tasa de referencia de Australia regresa al nivel más bajo de los últimos años y el que tuvo durante gran parte del 2009.

 En el comunicado el RBA afirmó que el aussie se mantiene en niveles elevados. ¿Hará algo en este sentido? La rebaja de tasas podría haber obedecido a esto, pero un cambio en el comunicado o simples advertencias bastarían, por lo que es de pensar que aún no han hecho mucho al respecto. Es cierto por otra parte, que en caso de no haber reducido la tasa, la suba del dólar australiano hubiera sido aún más pronunciada.

 * La inflación mayorista de la Eurozona se mantuvo en línea con lo esperado en octubre al subir 0,1% (tasa anual 2,6%, apenas por encima del 2,5% esperado). Esto sigue dejando las puertas abiertas a más estímulo por parte del Banco Central Europeo, si es que eligiera implementarlos.

 * El Banco de Canadá dejó la tasa de interés de referencia en 1%. El comunicado mantuvo el tono y las formas de los anteriores. Luego de conocerse el mismo, el loonie avanzó en el mercado.

 * James Bullard, presidente dela ReservaFederalde St. Louis, que el año que viene volverá a tener un voto en el FOMC, afirmó que prefiere compras directas de títulos a un ritmo más moderado que la aplicación de la denominada “operación twist”.