• El cruce entre el aussie y el kiwi, parecía haber estado formando una figura de hombro cabeza hombro, pero quedó invalidada dicha formación luego de que el precio no pudiera superar 1,0900 y tras caer por debajo de 1,0730. Esto generó una aceleración bajista que trajo al pecio hasta 1,0620.
  • En los últimos días el precio se ha mantenido operando en un rango entre 1,0730 y 1,0615. La salida de este rango podría ofrecer una continuidad en dirección del quiebre.
  • La tendencia de largo plazo sigue siendo bajista. Aunque en el corto plazo una consolidación por encima de 1,0730 favorecerá una suba mayor con posible objetivo en torno a 1,0800. Luego el zona clave pasará a ser 1,0900, que es la resistencia clave de mediano plazo.
  • Por debajo de 1,0615 las presiones bajistas se incrementarían.

 

AUD/NZD día - 11 de marzo
AUD/NZD día – 11 de marzo

 

Desde el punto de vista fundamental, el cruce ha demostrado que las presiones bajista se mantienen firmes. Antes buenos datos o señales favorables para el aussie, el cruce experimentó subas temporales que rápidamente generaron retrocesos significativos, sin consolidar ninguna ganancia.

El jueves (justo en el cierre de Wall Street del miércoles) el banco central de Nueva Zelanda anunciará la decisión de política monetaria. El consenso apunta a un incremento de 0,25 puntos básicos en la tasa de interés. Parte de la fortaleza mostrada por el kiwi en los últimos días puede estar asociado a esto. De no subir la tasa,entonces habrá que esperar una corrección bajista significativa en el kiwi, al menos en el corto plazo, cuya magnitud final dependerá de lo que diga el comunicado.

El mismo día en Australia se publicará el reporte de empleo, que es un informe que suele generar un gran movimiento en los cruces del aussie. Por lo tanto, los rangos que ha establecido el AUD/NZD en los últimos días podría no durar más allá del jueves.