• La bolsa acumula una subida superior al 40% desde los mínimos de febrero
  • Los bonos soberanos a 10 años ganan un 34% en los últimos tres meses

2

El reloj de arena da la cuenta atrás para un acuerdo sobre la sostenibilidad de la deuda griega se ha puesto en marcha esta semana:

El Eurogrupo espera llegar a una solución el próximo 24 de mayo, con lo que los bonos soberanos y la bolsa helena han continuado el rally que lograban en los últimos meses.

La bolsa helena acumula un fuerte rally, especialmente desde los mínimos del año vividos en febrero. Desde entonces, el Ase, principal índice de la bolsa griega, ha rebotado más de un 40%, mientras que el repunte en el EuroStoxx 50 se queda en el 10% en el mismo periodo. En el año, el índice griego solo cae un 1,5%, frente al 9,8% que pierde el indicador de la zona euro.

Sin embargo, desde JP Morgan advierten de que los inversores no pueden esperar mucho más de las cotizadas griegas debido a la realidad económica del país.

«Podría haber un apoyo a corto plazo en la renta variable si hay un acuerdo, pero no creemos que haya mucho más en términos de potenciales aumentos», señala Emmanuel Cau, estratega de JP Morgan en declaraciones que recoge Bloomberg, aunque el experto sí considera que la deuda podría sufrir más alivio en el mercado.

Esta postura, según apunta la agencia, es contraria a Morgan Stanley, que la semana pasada elevó su recomendación a sobreponderar a algunos bancos griegos, al estimar que podrían subir un 90% gracias a la relajación en las rentabilidades de la deuda.

Los bonos griegos a 10 años han propiciado ganancias del 34% desde el punto de inflexión en los mercados europeos en febrero. Para contextualizar esta cifra, la deuda española al mismo vencimiento solo gana un 2,3% en ese periodo. De hecho, la rentabilidad del bono heleno a una década es la única que se encuentra en mínimos del año en la zona euro, en el 7,58%.

«Al final, el mercado da por hecho que en la próxima reunión del Eurogrupo del 24 de mayo por fin se puede cerrar la primera revisión del rescate de cerca de 87.000 millones de euros aprobado el año pasado. Pero también considera que este visto bueno no finaliza el problema de Grecia. El FMI sin duda será claro en este sentido», matiza el experto.

No hay que olvidar que los pronósticos sobre la economía griega no son positivos, y pueden seguir pesando, sobre todo, en las acciones de las compañías. Para este año, la Comisión Europea estima una contracción del PIB del 0,3%.

 

Fuente: eleconomista.es