Bank_of_China-1

Economistas expertos advertían en un informe distribuido entre sus clientes, como la tasa de ahorro en China, una de las más altas del mundo, corre el riesgo de reducirse sensiblemente durante los próximos años:

  • Los cambios demográficos por los que atraviesa el país reducirán el nivel de ahorro de las familias chinas desde el 46% del PIB hasta el 35% en 2020, un hecho que «tendrá importantes implicaciones para la reestructuración a la que se enfrenta la economía y enturbiará las proyecciones sobre el sector financiero».

Los expertos de J.P. Morgan atribuyen la caída en los niveles de ahorro a tres factores:

  1.  El envejecimiento de la población china y la mejora en sus políticas de bienestar social, tanto a nivel sanitario como en las pensiones;
  2. El debilitamiento de los beneficios empresariales, que llegaron a contraerse en 2015;
  3. La liberalización de los tipos de interés así como el desarrollo de los mercados financieros para mejorar el acceso de las empresas a financiación externa también juegan un papel en este asunto. Tampoco debemos pasar por alto como el crecimiento en los ingresos públicos, que ha sobrepasado el crecimiento económico en los últimos años, se ha desacelerado.

 

Fuente: eleconomista.es