¿El regreso de la crisis de la Eurozona?

Nunca se acabó la crisis y de hecho, en caso de haberse intensificado, lo hizo días atrás. Ahora solamente ha empeorado un poquito más. Hubo una salida de la crisis por el lado financiero y no por el lado real; es decir mejoró el sector financiero (en casi todos los países) pero el crecimiento sigue estancado. Si esto sigue así, la crisis podría también empezar a afectar severamente al financiero.

Chipre lupaChipre es un país muy pequeño. El riesgo de contagio es pequeño pero no se sabe cual es el riesgo de imitación: es decir, el principal temor es si otros países quieren aplicar as medidas que actualmente se están votando en Chipre. Pero esto parece poco probable ya que si se ven los efectos perjudiciales que va a tener las medidas, resultará raro que otros países hagan lo mismo.

El impacto posiblemente para el resto de Europa sea pequeño si la crisis se agrava en Chipre, pero para los chipriotas es muy fuerte todo lo que está ocurriendo. Parece una muy mala idea, hacer que los ciudadanos no puedan confiar más en el sistema financiero. Parte del daño ya esta hecho y demorarán años en que la situación vuelva a ser como antes. El desarrollo de los sistemas financieros ayuda al crecimiento económico.

El peso de la economía de Chipre en la región es menor al 0,5% aunque su sistema financiero es mucho más grande. Después de esta semana, seguramente no volverá a ser como antes, al menos por unos años.

 ¿Por qué aplican un impuesto sobre los depósitos?

Es fácil de recaudar y se recauda mucho. El atractivo es más grande aún en esta época donde si se incrementarán las alícuotas de los impuestos, no garantizaría más recaudación. En épocas de estancamiento las opciones para recaudar se reducen y se transforman en peligrosas si es que el país no tiene acceso al mercado de capitales. Es por ello que resulta atractivo este impuesto, que no es más que una confiscación del estado de ahorros privados. Si pudieran darle a la maquinita de imprimir moneda tal vez lo harían. Otra alternativa es la de imprimir una moneda local o un bono. Algunas medidas son imposibles y otras, al igual que la que se quieren aplicar, conllevan grandes riegos.

El país está viviendo horas que jamás olvidará en su historia.

Otro factor a tener en cuenta es la gran oposición social, que se opondrá a medidas confiscatorias (pero no necesariamente a las otras medidas, ya que los efectos no son fácilmente visibles en el corto plazo).

¿Que pasará si las manifestaciones se hacen tan grandes y obligan a los políticos a dar marcha atrás con las medidas?

Esta garantizada en cierta forma un crisis política; ya que el apoyo de la población se evaporará a menos que tomen una conducta muy distinta a la de países que han aplicado medidas parecidas. Y deja un mal precedente al largo plazo: poca credibilidad en el sistema financiero, que quedará dañado de confianza por años.