Resumen y panorama del mercado de divisas 26/02/13

El martes no fue tan movido como el lunes pero tuvo sus recorridos. El yen y el dólar consolidaron ganancias y subieron contra las monedas ligadas a commodities. El AUD, el CAD y el NZD no aguantaron y cayeron en el mercado en el medio de la aversión al riesgo. Una nueva crisis surge en la Eurozona, que parece no acostumbrarse a tiempos tranquilos.

Las monedas ligadas a commodities no pudieron aguantar y retrocedieron el martes. El dólar canadiense continuó con su caída, a la que se le unió el dólar de Nueva Zelanda. El kiwi fue en el mercado la moneda de peor rendimiento afectada por la aversión al riesgo. El dólar australiano marcó nuevos mínimos para el mes contra el dólar y luego recuperó parte del terreno. Pese a la consolidación experimentada en la segunda mitad de la sesión americana (gracias en parte a la estabilidad de las bolsas) la presión bajista se mantiene.

El yen, que se había disparado el lunes, consolidó ganancias y se calmó levemente en comparación con lo que había sido el día anterior. La moneda japonesa continúa en modo de corrección, incluso contra el dólar. Si llegará a surgir optimismo en los mercados financieros, empezaría a perder momento.

RP 9El dólar cerró con ganancias contra las monedas ligadas y se mantuvo contra las europeas. Normalmente cuando habla Bernanke el dólar tiene a caer. Esta vez, no lo hizo caer. Amago con descender pero luego y tras conocerse datos de EE.UU. se apreció, aunque luego recortó ganancias.

Se trató de otro día con correlaciones raras, que en el fondo parecen reflejar la falta de optimismo: hablaba Bernanke, había buenos datos de EE.UU., pero el dólar subía (algo que no es lo que solía ser normal).

 De nuevo la crisis de la Eurozona

El resultado electoral en Italia y los decepcionantes datos económicos han traído de vuelta la mención “crisis de la Eurozona” a la primera plana. La tranquilidad parece no ser el estado natural de la región, ni por el lado económico, ni por el lado político.

dudas bceBanco Central Europeo. el BCE se encontraba en modo de ver y esperar luego de las medidas implementadas el año pasado con las megainyecciones de liquidez; de hecho había comenzado a cobrarlas. Si bien por ahora sigue la calma, las presiones para una rebaja de tasas u otro tipo de medidas irán en aumento, creciendo junto con la tasa de datos económicos decepcionantes. Esto podría no solamente traer discusiones en el BCE sino tal vez tensiones políticas en la región.

Política. Las posibles tensiones son una probabilidad. La realidad es que la política poco hace por ayudar en la región y sobre todo en los países más involucrados. No se trata aquí de Grecia, que es una economía que puede caer, sino que se trata de España e Italia que son países con un peso mayor. En España saltaron escándalos de corrupción mientras que en Italia los resultados electorales trajeron enorme incertidumbre y podrían minar desde el comienzo la fortaleza del próximo gobierno.

Economía. Habían surgido hacia fines del 2012 algunas señales alentadoras pero duraron poco. Los últimos datos conocidos siguen mostrando a la región estancada, salvo por algunos países.

Lo anterior sirve para explicar el cese del rally del euro en el mercado junto con el retroceso actual que está experimentando desde el aspecto fundamental. Solamente ha logrado mantenerse contra la libra (la peor moneda en lo que va del 2013).

La bolsas europeas a la luz de los resultados electorales se desplomaron el martes. En Italia el principal índice cayó más del 5%. Si seguirá o no la caída dependerá de las negociaciones políticas. Es de esperar oscilaciones importantes en base a rumores y poténciales acuerdos o desacuerdos.

 Lo que quedó del martes

  •  El reporte de expectativas inflacionarias de Nueva Zelanda muestra la inflación anual esperada en 2,2% (la anterior estaba en 2,3%).
  •  Pese a la política monetaria expansiva, a los recientes anuncios y a la depreciación del yen, el rendimiento de los bonos japoneses a 10 años cayó a mínimos en 10 años (0,68%).
  •  M. King, gobernador del Banco de Inglaterra dijo que ningún país debería intervenir o poner un objetivo para subir o bajar su moneda. Por otro lado, C. Bean, del Comité de Política Monetaria, afirmó que no tuvo en cuenta a la libra para decidir incrementar el programa de compras e indicó que no tiene un deseo hacia donde debe dirigirse la cotización.
  • El rendimiento de los bonos italianos a 10 años alcanza máximos desde noviembre de 2012, mientras que el título de Japón a 10 años cayó a 0,68%, el nivel más bajo desde 2003.
  • D. Lockhart, presidente de la FED de Atlanta afirmó que la compra de títulos públicos por parte de la FED debería continuar por lo menos hasta el verano. Indicó que continuar con el programa es lo apropiado en la actualidad para darle soporte a la economía y para mejorar las condiciones del mercado laboral.
  • Datos positivos de EE.UU. La venta de viviendas nuevas subió 15,6% en enero y la tasa anual de ventas alcanzó el nivel más alto desde julio de 2008. Por su parte la confianza del consumidor subió en febrero a 69,6 (máximo en tres meses) superando las expectativas de una suba a 62,3. Dos índices de precios de viviendas registraron un incremento en diciembre del 0,6% (FHFA) y 0,2% (Case/Shiller).
  • Italia colocó deuda a corto plazo en el mercado: vendió letras a 6 meses a una tasa del, 1,23%; considerablemente superior al 0,73% de la anterior colocación.
  • Ben Bernanke se presentó ante el Congreso, como era esperado mantuvo el tono de su discurso inicial y el de la FED. Afirmó que no hay evidencia de una burbuja en el mercado de valores; agregó que los bancos estadounidenses no se verían seriamente dañados por riesgos con Italia y España, respaldó las políticas que se están aplicando en Japón e indicó que los beneficios del programa de compras son claros.