En el mercado de divisas se vivió una jornada donde por varios momentos se vieron dos grupos de monedas con comportamientos dispares. Mientas las monedas ligadas a commodities probaban resistencias claves, las europeas hacían lo mismo con soportes. En el final del día, salvo el yen, que regresó a los desplomes, no hubo grandes cambios en los cierres.

 

Uno de los principales eventos a destacar fue que el GBP/USD probó precios por debajo de 1,60 pero fue rechazado, mientras que el EUR/USD se acercó a 1,30. Ambos se sostuvieron por encima de los soportes clave aunque mantienen un sesgo bajista. ¿Habrá rebote fuerte el jueves? Puede pasar de todo. Tanto el Banco de Inglaterra como el Banco Central Europeo anunciarán decisiones de política monetaria. No se esperan cambios pero los encuentros suelen atraer atención.

 Las principales bolsas cerraron en positivo, que si bien fueron moderadas deberían de haberse trasladado en el forex en una caída del dólar. SI bien el billete verde cerró con pequeñas pérdidas contra el aussie y el kiwi, subió contra las europeas. ¿Se trata de algún cambio en las correlaciones? ¿Cada moneda comenzó a seguir su propio rumbo? Otra hipótesis es que si bien se habla de expectativas positivas y negativas para Europa durante este año, los datos económicos del cierre del 2012 siguen siendo “no positivos”.

Parece pronto para entablar conclusiones sobre las correlaciones pero si que esta semana no han sido como venían siendo. Si este llegará a ser el caso, entonces la tradicional correlación inversa entre la demanda de dólares y el apetito por el riesgo cambiaría. Esto no implica necesariamente que pase a ser directa, sino que el forex podría dejar de moverse al compás de las bolsas.

 Tanto el AUD/USD como el NZD/USD subieron pero el cierre del día dejó un sabor amargo para los alcistas. Ambos pares superaron resistencias importantes (1,0530 y 0,8400 respectivamente) pero tras cotizar un tiempo por encima de estos niveles, sin tener recorridos significativos retrocedieron sin poder confirmar los quiebres. ¿Se viene un retroceso mayor o un nuevo quiebre? Por ahora se puede decir que ambos cruces aún tienen fuerza, pero si no superan estos niveles, el escenario bajista irá incrementando las probabilidades.

 Por más cambios que se vean en las correlaciones, no ha habido un debilitamiento entre el apetito por el riesgo y estas monedas. Por lo tanto, otra jornada positiva en las bolsas podría impulsar el quiebre de los mencionados niveles clave, habilitando una caída mayor del dólar contra el AUD y el NZD.

 El yen borró todas las ganancias que había tenido el martes y regresó a la tradicional debilidad de los últimos tiempos. El USD/JPY no llegó a superar 88,00 pero borró la debilidad de corto plazo. Solo un regreso por debajo de 87,30 la podría traer de regreso, llevando al yen para arriba a lo largo del mercado.

 Gran expectativa puede haber en el mercado de divisas para lo que ocurra el jueves, no tanto por los reportes sino por la proximidad de varios cruces a niveles clave. ¿Volverá el dólar a dirigir la orquesta o cada par se moverá por cuenta propia?

 Lo que quedó del miércoles:

  •  Alcoa, la tercera productor de aluminio a nivel mundial, reportó ganancias en el cuarto trimestre del 2012 por $242 millones (un año atrás perdió $191 millones), gracias a un proceso de reducción de costos ya que el precio del aluminio continuó bajo.
  •  Las ventas minoristas en Australia se redujeron 0,1% en noviembre sorprendiendo, ya que había un consenso por un incremento del 0,4%. Esto pesó sobre el aussie que retrocedió tras los datos.
  •  El crecimiento de la Eurozona para el tercer trimestre del 2012 quedó confirmado que fue a una tasa del -0,1%.
  •  La producción industrial en Alemania crece 0,2%, por debajo de las expectativas de un incremento del 1%.
  •  Según un reporte de la agencia estadounidense de energía, las importaciones de petróleo caerán al nivel más bajo en 25 años durante el 2014. ¿Será así?
  •  Se conoce que Barack Obama nominará a Jack Lew para reemplazar a Timothy Geithner como Secretario del Tesoro.
  •  El Tesoro de EE.UU. vendió bonos a 10 años al rendimiento más alto desde abril del año pasado (1,863%).