– Resumen y panorama del mercado de divisas 15/02/13

RP15 FEBSe fue la semana que dejó a la libra y al yen como los claros perdedores. La moneda del Reino Unido mantiene una debilidad sorprendente por la duración mientras que el caso del yen, llama la atención la dificultad en realizar una corrección alcista significativa. El dólar tuvo un aceptable desempeño y cerró la semana sin grandes cambios.

 Sacando la libra, los distintos pares de divisas tuvieron recorridos pero cerraron sin grandes cambios con respecto a una semana atrás.

 Tanto el AUD/USD como el NZD/USD no registraron grandes variaciones. El AUD/USD intentó recuperar terreno pero fue frenado por resistencias de corto plazo, que mostraron que aún no era tiempo de correcciones alcistas significativas por lo que la presión bajista se mantiene. Por el lado del NZD/USD la historia fue otra: el par encontró soporte y subió llegando a máximos en meses por encima de 0,85 pero solamente para sufrir un rechazo de dichos niveles y retroceder el viernes, dejando el panorama más abierto a bajas, que a un quiebre alcista.

 El diferente comportamiento del aussie y el kiwi, llevó a que el AUD/NZD tuviera otro desplome aproximándose a loas mínimos del 2010.

 La libra lejos fue la peor de la semana. El GBP/USD marcó nuevos mínimos en seis meses el viernes y cerró con una pérdida semanal de casi 300 pips, llevando a más de 500 la caída desde el comienzo del año.

 La debilidad del cable es en todo el mercado, que parece estar descontando desde una rebaja en la calificación crediticia hasta nuevas medidas por parte del Banco de Inglaterra. Los reportes económicos contribuyen a la debilidad de la libra, que por ahora, no da señales de poder recuperar terreno.

 El EUR/USD cerró sin grandes cambios, aunque dando más señales de debilidad que de fortaleza, ya que terminó cerca de los mínimos y de soportes importantes. La debilidad podría continuar, para luego ver si se da un rebote alcista o si por el contrario, extiende el retroceso poniendo un brusco freno a la tendencia.

Desde el aspecto fundamental parece que el impulso que estaba recibiendo el euro producto de la mejora en los mercados financieros europeos ya ha cesado y los inversores, por lo menos en estos días, se centraron más en los datos económicos de la zona del euro que volvieron a traer la realidad de que la actividad está estancada.

 El oro dio la nota de la semana al romper una zona clave desde el punto de vista técnico. Tuvo la peor semana en más de 8 meses y el cierre semanal más bajo desde julio de 2012.

 El dólar cerró sin grandes cambios en el mercado. No hubo muchos datos de EE.UU. durante esta semana pero las nuevas lecturas no arrojaron cambios sobre el panorama que sigue favoreciendo una moderada recuperación de la economía.

 Lo que quedó del viernes:

  •  La producción industrial en Japón subió en diciembre 2,4%; en línea con lo esperado por el mercado y casi similar al mes anterior.
  • El reporte mensual del Banco de Japón afirmó que la economía parece haber dejado de debilitarse.
  • Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo dijo que no ve deflación en la Eurozona y que las tasas están muy bajas. Por su parte, Jens Weidmann, presidente del banco central alemán, afirmó que el euro no está seriamente sobrevaluado y advirtió a los gobiernos con tratar de devaluarlo; dijo que una política cambiaria destinada específicamente a debilitar al euro llevará al final a inflación.
  • El jefe de la oficina que maneja la deuda estatal del Reino Unido afirmó que los mercados financieros están descontando una rebaja en la calificación crediticia.
  • Las ventas minoristas en el Reino Unido dieron una sorpresa negativa al registrar una caída del 0,6% en enero, la expectativa era por un incremento del 0,5%. Fue la peor caída desde abril de 2012.
  • La Eurozona tuvo un superávit comercial de €82.000 millones durante el 2012 luego de haber tenido un déficit de €15.700 millones durante el 2011. La Unión Europea tuvo un déficit de €104.600 millones en el 2012 tras tener uno de €162.700 millones en el 2011. Alemania tiene el superávit más grande mientras que el Reino Unido el déficit más grande.
  • La producción industrial en EE.UU. cayó 0,1% en enero (se esperaba un incremento del 0,2%) mientras que la capacidad de utilización subió al 79,1%. El índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan subió desde 73,8 a 76,3; superando las expectativas.