Draghi ‘resucita’ al corporativo europeo también por técnico

By on 16 marzo, 2016

El jueves pasado Mario Draghi anunció que empezará a comprar deuda más allá de la gubernamental. No se sabe la cuantía pero sí se conoce que comprará bonos de alta calidad y, claro, no son pocos los inversores que ya ven un recorrido alcista a la deuda corporativa europea.

“Las perspectivas para el crédito europeo son, sin lugar a dudas, más positivas ahora que antes de la rueda de prensa. Esperamos ver un incremento en la emisión, pero la demanda creciente puede superar a la oferta”, afirma Tanguy Le Saout, responsable de renta fija de Pioneer Investments.

De momento, el efecto Draghi ya se ha empezado a sentir en estas primeras sesiones tras la reunión del BCE para bien. Por ejemplo, el índice Bloomberg Euro Corporate Bondse disparó en apenas 24 horas un 0,57%, lo que es mucho tratándose de un mercado que juega con rentabilidades muy inferiores a las de la bolsa. De mantenerse la tendencia, los fondos de deuda corporativa europea empezarán a dar más de una alegría. Al fin y al cabo, según defiende Álvaro Sanmartín, asesor de Alinea Global en MCH IS “los spreads de deuda corporativa, incluido el high yield, deberían hacerlo bien”.

En este contexto, cabe analizar no solo los fondos más rentables de esta categoría sino, sobre todo, los productos que cuentan en cartera con mayor liquidez para poder ir ahora de compras. Según los datos de Morningstar, Invesco Euro Corporate Bond A AD es el que más dinero atesora en cartera ya que cuenta con un 56% de la misma en liquidez. Es decir, un 56% de la cartera lista para ser invertida al calor de las nuevas medidas del BCE. Este producto de Invesco, además, cuenta con gran exposición a bonos gubernamentales alemanes a los que destina el 2% y cuenta con la mitad de su cartera en bonos de alta calidad, justo los que va a comprar el BCE.

Además del fondo de Invesco, HSBC Euro Credit Bond y Oyster European Corporate Bonds también tienen mucha parte de la cartera en cash: un 36 y 25%, respectivamente.

El buen comportamiento de los mercados de crédito tras incluir Draghi bonos corporativos dentro del programa del QE es evidente. Y por técnico este atractivo se confirma. Uno de los vehículos para aprovecharlo es a través del ETF iShares Markit iBoxx Euro Corporate Bond ETF (IBCX). Es uno de los ETF más populares en su categoría y tiene 3.500 millones de activos bajo gestión.

“La semana pasada, el IBCX logró superar la resistencia que presentaba a la altura de las 134,4 euros”, señala Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader. “Llevaba meses en lateral por lo que la superación de los altos de ese movimiento sugiere que puede ir a buscar los máximos de abril de 2015”.

Por su parte, el Bloomberg Euro Corporate Bond también logró, gracias al impulso del BCE, “superar la semana pasada su resistencia, lo que sugiere un probable ataque a la zona de máximos”, asegura el mismo experto, que afirma que este índice podría entrar en subida libre.

Fuente: eleconomista.es

You must be logged in to post a comment Login