Hoy viernes se difundieron los datos de empleo, a partir de la publicación de la Tasa de Desempleo, y las Nóminas de Empleo No Agrícolas –NFP- (o Non Farm Payrolls por sus siglas en inglés). El primer dato, y considerado más duro, mostró una suba de una décima respecto al mes pasado hasta 4,7%, mientras que el informe que mide el cambio en el número de personas empleadas en empresas no agrícolas, arrojó una suba por debajo de lo estimado con 156 mil nuevos puestos, frente a los 175 del mes anterior. Sin embargo, lo positivo fue la revisión alza de la cifra comunicada en Diciembre a 204.000.

 

El NFP es seguido de cerca debido a que representa aproximadamente el 80% de los trabajadores. Los cuales producen la totalidad del producto interior bruto de Estados Unidos, razón por la cual es considerado de primer orden. A pesar de los datos no tan buenos para la economía americana, que a pesar de mantenerse en cifras de “casi” pleno empleo, y continuar con la tendencia en la creación de empleo, cifras publicadas por debajo de las previsiones indican una detención de la tendencia favorable, y/o posible desaceleración de la misma.

 

En este contexto, el dólar suele depreciarse frente a las monedas principales, sin embargo el primer impacto fue positivo. Se observó una suba del USD/JPY hasta la zona de resistencia y línea de tendencia bajista en 4 horas en 116,60, mientras que la Libra cayó hasta 1,2315 dólares, y el Euro cedió posiciones alejándose de 1,0600, y cotizando en estos momentos en 1,0560.

 

Los índices americanos abren en negativo con el Dow cotizando por debajo de 19900 y alejándose un poco más de la ansiada y esperada zona de 20.000 puntos básicos

 

eeuu-bandera-casco-dreamstime