Las peticiones semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos se situaron por debajo del millón en la semana que finalizó el 8 de agosto por primera vez desde marzo, al alcanzar los 963.000 nuevos solicitantes, frente a los 1,191 millones de la semana anterior, según los datos publicados este jueves por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

De esta forma, desde que el Departamento comenzó a informar de que las peticiones estaban siendo afectadas por la pandemia del covid-19, un total de 56,6 millones de estadounidenses han solicitado acogerse a este tipo de prestación.

El organismo ha revisado al alza las cifras de la semana finalizada el 1 de agosto en 5.000 demandantes de ayuda, por lo que las peticiones de la semana pasada fueron de 1,191 millones.

Fuente: elconomista.es