bandera-eeuu

 

El Índice de Precios al Consumo en EEUU ha subido un 1% en términos interanuales, diez puntos básicos menos de lo que esperaba el consenso. Por su parte, el IPC mensual ha crecido un 0,2%, mientras que los expertos preveían un incremento del 0,3%.

La inflación se mantiene así al nivel de mayo, pero es dos décimas más moderada que en abril, mes en el que se registró la mayor subida mensual en más de tres años.

Las principales subidas se dieron en los apartados de energía, cuidado médico y los alquileres. El IPC subyacente, aquel que excluye los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, aumentó un 0,2% mensual en junio, mientras que en los últimos 12 meses el incremento fue del 2,3%, una décima más que en mayo.

En junio los precios de la energía, que llegaron a caer un 6% en febrero, están mostrando una ligera recuperación, con un incremento del 1,3% el pasado mes, pese a lo cual el acumulado refleja una caída del 9,4%. La inflación ajustada a los salarios cayó un 0,2 % en junio, lo que supone el segundo retroceso en tres meses.

Fuente: eleconomista.es