_490x_bandera-reino-unido-700-200

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) ha mantenido los tipos al 0,5% contra todo pronóstico. A pesar de los avisos del propio BoE sobre el deterioro de las condiciones financieras, al final los tipos se han mantenido estables a pesar las expectativas generadas. Esta decisión llega justo tres semanas después de que los británicos votasen a favor de abandonar la Unión Europea.

Aunque no ha habido unanimidad dentro del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra, sí que ha habido cierto consenso, puesto que ocho miembros han votado a favor de mantener los tipos mientras que tan sólo uno ha votado en contra. Gertjan Vlieghe ha sido el único que ha preferido reducir los tipos en 25 puntos básicos, lo que hubiera dejado el precio del dinero en el 0,25%.

En cuanto al programa de estímulos y compra de activos, que se mantiene en 375.000 millones de libras, todos los miembros han votado a favor de mantenerlo. Los expertos habían pronosticado que este programa aumentaría su volumen hasta los 425.000 millones de libras. 

Se pospone la bajada de tipos

El informe del BoE destaca que «los miembros del Comité han realizado evaluaciones iniciales sobre la salida de la UE, sobre la demanda, la oferta y el tipo de cambio. En ausencia de un gran deterioro de las condiciones, y para mantener el apoyo al crecimiento y a la inflación de forma sostenible, la mayoría de los miembros esperan que en agosto se adopten políticas más expansivas».

De este modo, el BoE pospone hasta agosto la baja de tipos y el incremento del programa de estímulos. «El tamaño exacto y la naturaleza de las medidas de estímulo se determinarán durante agosto», atendiendo a los indicadores que vayan apareciendo. | No, los partidarios del Brexit no tenían ningún plan: sólo Carney guía al país.

Aunque el BoE reconoce que los mercado han reaccionado de forma violenta tras el referéndum, en general «los mercados han funcionado bien, la capacidad de mejora y resistencia del núcleo financiero del Reino Unido, junto a la flexibilidad del marco regulatorio, han evitado que se amplifique el impacto del resultado del referéndum», destaca el Banco de Inglaterra.

Por otro lado, la libra está reaccionando al alza con esta decisión de la máxima institución monetaria británica. La divisa británica había tocado mínimos de las últimas décadas, sin embargo hoy se aleja de esas cotas con un fuerte rebote contra el dólar que supera holgadamente el 1,5%.

Fallan los pronósticos

Desde el triunfo del ‘Brexit’ en el referéndum del pasado 23 de junio, el instituto emisor británico había dejado clara su disposición para desplegar las medidas necesarias para mitigar el impacto negativo en los mercados y la economía del resultado del referéndum. Los expertos consideraron estas palabras como el advenimiento de una baja de tipos tras siete años de estabilidad.

De hecho, el propio gobernador del BoE, Mark Carney, dejaba bien marcada su postura en los días posteriores al referéndum, ya que el deterioro de las perspectivas económicas requiere de una «flexibilización de la política monetaria durante el verano» y aseguró que la entidad está preparada para inyectar en los mercados 250.000 millones de libras (casi 300.000 millones de euros).

Fuente: eleconomista.es