• «Hemos demostrado en el pasado que podemos ser muy creativos»
  • «Los tipos de interés siguen siendo un herramienta dentro de nuestra caja»

 

bce

 

Mario Draghi, presidente del BCE, desenfundó su bazooka en marzo sorprendiendo al mercado con su contundencia. La institución bajó los tipos de interés al mínimo histórico del 0%, incrementó en 20.000 millones de euros las compras de activos e incluyó los bonos corporativos dentro del radar de la institución monetaria. Tras estas decisiones fueron varios los expertos, analistas y firmas de inversión los que aseguraron que el BCE había llegado a su límite, algo que el propio banco central se ha encargada de negar.

Peter Praet ha explicado en una entrevista que:

«las lecciones que se han extraído de nuestra experiencia de los últimos años es que tenemos la capacidad de decidir… Nosotros podemos actuar cuando es necesario, nunca tuvimos un problema de parálisis o tomas de decisiones caóticas. No siempre alcanzamos la unanimidad, pero el apoyo ha sido muy fuerte».

El BCE tiene aún herramientas para responder a cualquier circunstancia que acontezca:

«Hemos mostrado en el pasado que podemos ser muy creativos dentro de nuestro mandato. Cuando la gente pregunta si estamos preparados para un nuevo shock, yo siempre contesto lo mismo: confiad en nosotros, siempre encontramos los medios dentro de nuestro alcance y mandato… Aún tenemos espacio en la tubería», sostiene el economista jefe del BCE.

 

Fuente: eleconomista.es