El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido hoy su tasa de interés rectora en el mínimo histórico del 0%, tal y como se esperaba. En cuanto al programa de compras activos, el organismo lo mantiene en 80.000 millones mensuales hasta marzo de 2017 sin perjuicio de que pueda alargarse si la situación lo requiere.

«En relación con las medidas de política monetaria no convencionales, el Consejo de Gobierno confirma que las compras mensuales de activos por valor de 80.000 millones de euros continuarán hasta el final de marzo de 2017, o hasta una fecha posterior si fuera necesario, y en todo caso, hasta que observe un ajuste sostenido de la senda de inflación que sea compatible con su objetivo de inflación», explicó el BCE.

Del mismo modo, el organismo mantuvo la facilidad de depósito en el -0,4%, el tipo principal de refinanciación en cero y el tipo marginal (el que usan los bancos para tomar prestado dinero al BCE en un día) en el 0,25%.

Comparecencia de Mario Draghi

Ahora la atención de los inversores se centra ahora en la rueda de prensa que ofrecerá el presidente de la entidad, Mario Draghi, en la que el banquero italiano podría ofrecer pistas sobre la disposición del BCE a ampliar en el futuro la duración de su programa de compras o a cambiar las condiciones del mismo.draghi-cascos

Asimismo, se espera que el presidente del BCE presente las nuevas proyecciones macroeconómicas de la institución, que en caso de una revisión a la baja de las anteriores previsiones abrirían la puerta a una próxima intervención del banco central.

La economía de la Eurozona creció un 0,3% en el segundo trimestre, en línea con la primera estimación del dato, pero por debajo del ritmo de expansión de los tres primeros meses, cuando el PIB creció un 0,5%.

Por su parte, la inflación interanual de la zona euro se situó en agosto en el 0,2%, en línea con el dato del mes anterior, según la primera estimación realizada por Eurostat, mientras que los precios de producción industrial de la región bajaron en julio un 2,8% interanual, lo que extiende a 36 meses consecutivos la senda negativa de la inflación mayorista en la eurozona.

Fuente: eleconomista.es