rp24– Resumen y panorama del mercado de divisas 20/04/2013 –

 La caída en las principales plazas bursátiles a lo largo del globo impulsaron con fuerza al dólar, que tuvo una gran suba el lunes y luego consolidó las ganancias particularmente contra las monedas ligadas a commodities. Las europeas y el yen se mantuvieron en términos relativos.

¿Se viene una corrección mayor en las bolsas? Esto puede haber sido la pregunta que quedó en muchos inversores de Wall Street. La bolsa tuvo una de las peores semanas desde noviembre del año pasado, que incluyó un día con un rojo importante. Esto le puede haber abierto las puertas a un proceso correctivo mayor, que de producirse podría seguir favoreciendo al dólar y perjudicando principalmente a monedas como el aussie y el kiwi. Un regreso del retorno a la normalidad sería una gradual reducción en la volatilidad.

El dólar fue la moneda de mejor rendimiento en la semana impulsada por la aversión al riesgo y tuvo una gran reversión contra las monedas ligadas a commodities, lo que dejó al billete verde en un posición desde la que podría seguir apreciándose en el corto plazo.

El aussie fue la de peor rendimiento en la semana, seguida de cerca por el kiwi. Estas monedas siguen dependiendo del ánimo global y los datos desde los países no muestran economías en vías de incrementar las tasas de crecimiento. Por ende, los bancos centrales se mantiene al margen, limitando las posibles apreciaciones de las respectivas monedas en el mercado ya que siguen lejos de aplicar estrategias de salida y por el contrario hay especulaciones de más estímulos.

El yen tuvo una semana con grandes vaivenes. La aversión al riesgo la tuvo como principal beneficiaria aunque luego con el correr de los días fue perdieron parte del terreno ganado, particularmente contra el dólar. La perspectiva para el yen se mantiene bajista y con el encuentro del G20 ya concluido (y sin dar indicios de enojo hacia lo que está haciendo Japón) los descensos podrían seguir en el corto plazo (si es que el ambiente lo permite). Una de las claves pasará por que hace el USD/JPY y la zona de 100,00. Desde allí podrían surgir un nuevo rally o ser el comienzo de una corrección.

Las monedas europeas se mantuvieron en el mercado. Se vienen dos semanas claves: la más próximas por los datos económicos y la que sigue por las decisiones de los bancos centrales. La libra fue la peor del grupo: siguió mostrando la debilidad que acarrea desde el principio del año y estuvo afectada por los datos y la rebaja crediticia a la nota del Reino Unido.

Tanto el EUR/USD como el GBP/USD aún se muestran con un leve sesgo alcista de corto plazo, aunque con una gran moderación que deja siempre las puertas abiertas a correcciones significativas.

El mercado de materias primas arrancó con nuevos sacudones aunque luego se fue calmando. La cotización del oro cerró la semana con un gran descenso, aunque lejos de los mínimos. Mientras que el petróleo también retrocedió completando tres semanas seguidas con caídas, lo que refleja en parte las perspectivas sobre el crecimiento económico mundial, que se han moderado augurando tasas bajas por más tiempo, mientras no aparezca la inflación.