Resumen y panorama del mercado de divisas

El dólar terminó la jornada dando una sensación de cansancio y ciertas muestras de debilidad. De todas formas no se produjeron quiebres relevantes que den indicios por ahora de mayores caídas. El miércoles será un día clave en donde se podría disparar o retroceder con fuerza.

El billete verde comenzó la sesión asiática con fuerza y apreciándose en el mercado pero luego perdió terreno y en el comienzo de Wall Street, saltó desde los máximos a mínimos en varios cruces. De todas formas el retroceso no se llevó consigo soportes claves, aunque el tono en el cierre no fue favorable para el dólar.

La moneda de peor rendimiento fue lejos la libra esterlina. La baja tanto en la inflación mayorista como minorista que se conoció en el Reino Unido fue interpretado como una debilidad en la economía y que le abre las puertas al Banco de Inglaterra si decidiera enviar más estímulos al mercado. El miércoles habrá más datos del Reino Unido que podrían enviar a la libra más al fondo, o marcar tal vez el comienzo de la recuperación.

El euro continúa mostrándose resistente en el mercado soportado aún por los mercados de títulos. El EUR/USD se mantuvo por encima de los mínimos de la semana y en el resto de los cruces el euro trepó. ¿Señal de buenos momentos para la moneda común europea? Un gran desafío vendrá el jueves con el reporte de PMI, que dirá si mejoró o no la actividad económica en la región.

FED PREGran expectativa hay para el miércoles sobre Bernanke y las minutas de la FED. Se dice que Wall Street subió por la expectativa de que el banco central mantendrá los estímulos. Que la FED mantendrá los estímulos está claro y nadie lo duda. Solo que a veces parece que se recuerda esto y la bolsa sube…

Bernanke será cuidadoso con lo que diga y como siempre, es de esperar que mencione que la FED está lista para hacer más de ser necesario, lo que llevará a un incremento temporal en las bolsas y una caída en el dólar. Pero el resultado final de las variaciones lo definirán todas las palabras de Bernanke y no sola la oración mágica. Luego de Bernanke vendrán las minutas de la FED, que se han transformado, no en una caja de pandora, pero si en un documento que puede arrojar sorpresas. Varios funcionarios, dicen en las minutas lo que no reflejan en los comunicados. Hay otros, como quedó plasmado el martes, que tienen un par de discursos, a veces hablan de estímulos por siempre, otras veces de la falta de eficacia de más acción y otras veces de normalizar la política. Entonces es una incógnita saber que dijeron en la última reunión del FOMC.

El miércoles el mercado levantará temperatura con la FED, Bernanke y los datos. El dólar podría definir la dirección para el resto de la semana en varios cruces y encara estos eventos no en el mejor momento de los últimos días.