El billete verde estuvo de nuevo la pasada semana entre las monedas de mejor rendimiento, aunque el viernes perdió terreno luego de los datos del mercado laboral de Estados Unidos. De todas formas, la tendencia y el momento aún se mantiene a favor del billete verde. ¿Oportunidad de compra nuevamente?

Varios cruces muestras indicadores técnicos de corto plazo en niveles extremos (o saliendo de los mismos) y la actual estabilización podría seguir por delante. La perspectiva de cara al resto de agosto sigue a favor del dólar, sobre todo en cruce como el EUR/USD.

Las monedas ligadas a commodities recuperaron algo de terreno el viernes. Por delante tienen días importantes, con reportes de empleo en Australia, Canadá y Nueva Zelanda que podrían definir una tendencia e influenciar significativamente en la expectativas. Una de las claves pasará por ver si logra sostenerse por encima de los mínimos de la pasada semana.

 En el aspecto fundamental, si bien no soprendió positivamente el reporte de empleo de Estados Unidos, fue un buen dato, que sigue mostrando a la economía en recuperación. La otra sorpresa de la semana fue el crecimiento de PIB del segundo trimestre, que sí superó las expectativas y fue uno de los eventos que más contribuyó para que el dólar se aprecie en el mercado.

 La libra fue la peor de las europeas y tuvo un retroceso importante, sobre todo frente al euro, llevando al EUR/GBP a mejorar significativamente la perspectiva técnica. Datos por debajo de lo esperado generaron el comienzo de un retroceso par el libra, que luego se fue acelerando con el GBP/USD consolidándose por debajo de 1.7000.

 En los próximos días no se espera nada del Banco de Inglaterra, ni tampoco del Banco Central Europeo. ¿Qué intentará hacer Draghi? La inflación sigue bajando en la zona del euro, pero la actividad dio alguna señal de mejoría.

 Las monedas ligadas a commodities siguen perdiendo atractivo. La aversión al riesgo y la caída en el valor del petróleo y del oro, entre otros, también le resta más atención. Podrían tener días positivos por delante, pero salvo que el dólar se desplome las subas deberían de ser limitadas.

 Los próximos días podrían ser importantes para ver como reacciona el mercado a la caída del dólar el viernes. ¿Se sigue vendiendo o se posiciona para volver a comprar?