Resumen y panorama del mercado de divisas

El dólar perdió varios niveles clave en el mercado, superando los mínimos de días atrás y quedó debilitado en el corto plazo. Toma de ganancias, fin de mes, agotamiento alcista, malos datos de EE.UU…. todas pueden ser razones posibles. De todas formas, la perspectiva en una temporalidad mayor sigue mostrándolo como favorito.

El EUR/USD regresó por encima de 1,30 mientras que el GBP/USD hizo lo mismo con 1,52. Las monedas europeas y el oro fueron los que mayor provecho le sacaron a la caída del dólar y dejaron abierta la puerta a una suba mayor. Pero en todos los casos no se ha modificado la perspectiva de largo plazo, en donde siguen coincidiendo factores del análisis técnico y del fundamental.

USD bill 321El viernes puede ser una jornada importante, ya que se trata de fin de mes y además hay reportes relevantes. Será clave ver hasta donde puede llegar a caer el dólar o si por el contrario realiza una gran reversión que lo dejaría fortalecido de cara a lo que será la próxima semana, con eventos que pueden dejar un antes y un después; que incluyen el reporte de empleo de EE.UU. Este viernes la mirada también estará en los cruces del dólar con las monedas ligadas a commodities que no llegaron a romper en algunos casos niveles claves.

El yen sigue generando movimiento. La moneda japonesa, en línea con la bolsa de Tokio sigue moviéndose bastante, con recorridos importantes. El tono bajista de largo plazo se mantiene mientras que en el corto se ve una gran lucha para ver que camino seguir. De todas formas, una de las alternativas, es que no haya una generalización en los recorridos. Si por ejemplo el USD/JPY se desploma pero el dólar se mantiene en el resto de los cruces, entonces se producirá una gran suba del yen en el mercado. Pero si la caída del USD/JPY se da en el mercado de un descenso del dólar en el mercado, entonces lo que ocurra con cruces como el EUR/JPY y el AUD/JPY será una incógnita.

Tiempo atrás esto era más fácil de prever, pero el desempeño de la economía de EE.UU. ha modificado las correlaciones en el mercado de divisas, en lo que ya es una nueva normalidad, en donde el dólar es capaz de subir junto con las bolsas, sin dar señales de que se puede depreciar si caen.