Ahora sí. El euro se está beneficiando notablemente del retroceso de los alcistas del dólar, que están viendo mermadas sus razones para mantener sus posiciones largas en el billete verde, después de la decepción que les causó la calma con la que la Reserva Federal de EEUU (Fed) acometerá sólo otras dos subidas de tipos en 2017.

Los operadores del mercado de las divisas han digerido la cautela de la presidente de la entidad, Janet Yellen, que se ha traducido en compras en el euro, apuntaladas también por el resultado de las elecciones en Holanda. Con un máximo casi de seis semanas alcanzado poco antes de la apertura de Europa, la ‘moneda única’ puede asaltar el récord anual, en los 1,0830 dólares, en cualquier momento.

 

AL MOMENTO PARA LOS ESPECULADORES DEL DÓLAR

Contra otros rivales, el dólar también ha sufrido en las últimas sesiones. El franco suizo se ha apreciado hasta su mejor precio de seis semanas, por encima de los 0,9950 unidades por cada ‘billete verde’, mientras los dólares australiano y canadiense se han impulsado hasta precios no vistos desde finales de febrero y principios de marzo, en los 1,32750 ‘loonies’ y los 0,7721 dólares contra el ‘aussie’. El yen también se ha apreciado hasta su segundo mejor nivel en este mes de marzo, en las 112,866 unidades por cada dólar.

Una acción del precio que no sorprende a expertos como Tor Vollaløkken, analista jefe de Eye on Correncies quien explica que “lo que siempre prevalece es el hecho básico de que los mercados tienen demasiadas posiciones largas en dólares”. “Es probable que los fondos de efectivo especulativo sean de medio billón de dólares actualmente, posiblemente alcancen los 750.000 millones de dólares”, señala este experto. Y llevan así largo tiempo: “Se iniciaron cuando el banco central europeo bajaron los tipos de interés y aumentaron cuando las tasas del euro se volvieron negativas”, explica el analista. El problema radica en que “se agotaron cuando la Fed empezó a subir los tipos de interés”, por lo que durante las próximas semanas “podremos ver una ronda de liquidación de estas posiciones que se han iniciado exactamente esta semana”, asegura Vollaløkken quien, va completamente contracorriente y ubica un euro en los 1,25 dólares a medio año vista.

 

Fuente: bolsamania.com