El día después de lo que anunció la Reserva Federal fue de relativa calma. El dólar recuperó terreno en varios cruces, mientras que el yen continuó cuesta abajo. Las bolsas en el mundo cerraron en su mayoría con resultados negativos poniendo fin a una racha importante. Esta caída, le quitó fuerza a las monedas ligadas a commodities, que de todas formas fue moderada.

Uno de los factores que sigue sorprendiendo en el mercado es la continuidad en la caída del valor de los títulos del tesoro de EE.UU. Si bien no han pasado aún más de 48 horas desde las nuevas compras que anunció la FED, las preguntas, sobre a que obedecerá la caída se van multiplicando: ¿el mercado no confía en la FED? ¿Se ve una mejora en la economía que hace más atractiva a las acciones por encima de los bonos? ¿Se espera una resolución por el “abismo fiscal” o lo contrario?

Esta caída de los títulos le sigue dando presión al yen, que el jueves de nuevo fue la moneda de peor rendimiento marcando nuevos mínimos en meses. La suba del USD/JPY por encima de una importante resistencia por sobre 83,30 también contribuyó. De todas formas, el principal factor detrás de estos movimientos puede ser la proximidad con las elecciones legislativas en Japón que se espera deriven en el cambio del primer ministros y en un Banco de Japón más agresivo en el 2013.

Tanto el AUD/USD como el NZD/USD se tomaron un respiro en su ascenso. Resta por saber si el dólar comenzará una recuperación o si por el contrario próximamente se reiniciarán los recorridos tendenciales. El viernes lo más probable es que esto no se resuelve.

La libra fue una de las monedas de peor rendimiento en el mercado, debilitada tras el cambio de perspectiva en la nota crediticia de estable a negativa. De todas formas una rebaja aún parece lejos y aún en caso de materializarse, los efectos no deberían ser tan grandes (posiblemente si en el momento de conocerse la noticia, pero no son proclives a perdurar en el tiempo).

Después de un miércoles agitado llegó la calma, pero no el respiro para monedas como el yen, que siguen inmersos en una tendencia bajista considerable sin dar ningún tipo de señales de recuperación (sin incluir aquí los elevados índices de sobrecompra en prácticamente todos los cruces que involucran al yen).

El viernes comenzará a cerrarse está histórica semana. Tras la caída de las bolsas del jueves, el viernes podríamos esperar que el tono esté también dominado por las bajas, salvo que ayuden los reportes económicos.

 Lo que dejó el jueves:

* España colocó deuda sin problema en el mercado a 3, 5 y 28 años; pagando un costo menor que anteriores colocaciones.

*  El Banco Nacional Suizo mantuvo la tasa de interés y el piso en la cotización del EUR/CHF. Afirmó además que lo riesgos a una caída en la actividad en la economía suiza son considerables e indicó que la cotización del franco suizo aún es alta. El presidente de la institución se negó a comentar si habían impulsado tanto al Credit Suisse y al UBS a colocar tasas negativas para los depósitos en francos suizos.

* Ministros de finanzas de la Unión Europea llegan a un acuerdo que llevará a que varios bancos estén supervisados por un solo organismo.

 * La agencia calificadora S&P coloca con perspectiva negativa la nota de Reino Unido (cuenta con la máxima posible: AAA).

 * La inflación mayorista en EE.UU. se situó por debajo de lo esperado al igual que la evolución de las ventas minoristas. Por su parte, los pedidos de subsidio de desempleo registraron un importante descenso. La nueva información muestra que sigue la recuperación del mercado laboral y que la inflación se mantiene bajo control.