– Resumen y panorama del mercado de divisas 08/02/13

EUR 1 La divisa común europea fue la de peor rendimiento en la semana, finalmente realizando correcciones bajistas en todo el mercado. En el otro extremo se ubicó el dólar y la libra. Pese a las subas en las bolsas las monedas ligadas a commodities no logran levantar cabeza.

 Wall Street cerró con ganancias por sexta semana consecutiva mientras que cruces como el AUD/USD y el NZD/USD tuvieron el cierre semanal más bajo del 2013. El apetito por el riesgo de los mercados financieros no está favoreciendo a este grupo de monedas.

 La perspectiva de la política monetaria en Canadá, Nueva Zelanda y Australia, junto con datos económicos no alentadores, está evitando que las respectivas monedas se aprecien contra el dólar. De todas formas, es de esperar que si las economías levanten más la cabeza también lo hagan estas monedas. Pero la realidad actual es que como no se ve en el corto plazo una potencial medida de ajuste monetario en dichos países, no hay un diferencia favorable contra el dólar (como si lo hubo años atrás).

 La libra finalmente tuvo un respiro en el mercado y se apreció en el cierre de la semana con fuerza. Por ahora  se trata solamente de una corrección tras importante caídas. Es muy pronto para señalar si se trata del comienzo de una recuperación. Pero de todas formas esta suba debería de darle aire por unos días.

El euro fue la peor de la semana, cayendo particularmente el día de la decisión de política monetaria del Banco Central Europeo junto con las declaraciones de Mario Draghi. De todas formas, no hay que encontrar aquí la razón. Se trató de una corrección esperada y que estaba demorada. La divisa común se apreció significativamente en las semanas anteriores y en algún momento debía de corregir.

 El rechazo del EUR/USD en superar 1,37 fue la primera señal. Luego la caída por debajo de 1,35 acentúo el descenso. Para la próxima semana es de esperar una estabilización en los recorridos posiblemente en los niveles actuales. Pero si el mercado sigue volátil, entonces habrá que ver los quiebres que se producen. La tendencia del EUR/USD sigue alcista, aunque en el corto plazo está moviéndose con sentido correctivo.

 El dólar terminó la semana con mayoría de resultados positivos y sin cambios contra el yen. El billete verde sigue dependiendo más del resto de las monedas para realizar los recorridos. Esto es en parte el reflejo de que las correlaciones siguen sin funcionar o mejor dicho, han cambiado.

 El yen de nuevo marcó mínimos en años, aunque sobre el cierre de la semana realizó una corrección natural, tras abruptas subas. Es de esperar para los próximos días cierta estabilización en la cotización del yen y posiblemente una corrección mayor.

 Se viene un nuevo encuentro del Banco de Japón que puede resultar interesante, pero que no ha generado tanta expectativa como el anterior, del cual se esperaban grandes novedades. Esta vez no es el caso, pero habrá que tenerlo en cuenta.

La volatilidad continúa dominando los cruces del yen y del euro, mientras que la monedas ligadas a commodities siguen con presiones bajistas. El gran cambio es que ahora el yen y el euro se espera que realicen correcciones de los recorridos de las últimas semanas, más posiblemente el yen.

 Lo que quedó del viernes

  • La cuenta corriente de Japón se incrementó sorpresivamente y se situó en JPY 264.000 millones, llevando a que el superávit del 2012 sea el más pequeño desde 1985. A su vez se conoció una suba en una encuesta sobre condiciones económicas.
  •  Las exportaciones en China subieron 25% en enero con respecto al mismo mes del año pasado mientras que las exportaciones se expandieron 28,8%, llevando a que el superávit comercial se incremente hasta USD 29.200 millones. Ambos datos de comercio exterior subieron más de lo esperado. Por su parte la inflación tanto mayorista como minorista se situó en línea con lo esperado (2% y -1,6% respectivamente -tasas anuales-).
  • El banco central de Australia rebajó las proyecciones de crecimiento y de inflación, que presionaron a la baja al dólar australiano.
  • El ministro de finanzas de Japón, Taro Aso, afirmó que el yen cayó mucho, muy rápido. Esto puede haber favorecido a una toma de ganancias, que llevó a que el yen se aprecie en el mercado. Meses atrás subía mucho, muy rápido, ahora la queja es al revés…
  •  La tasa de desempleo en Suiza se mantuvo sin cambios en enero en 3,1%.
  •  El superávit comercial de Alemania se amplió en diciembre, producto de que las exportaciones prácticamente no registraron cambios mientras que las importaciones cayeron 1,3%. Las exportaciones y las importaciones alcanzaron se situaron en un máximo récord en el 2012.
  •  Se acordó en la Unión Europea la primera reducción presupuestaria desde la creación, para el período 2014 – 2020. El primer ministro del Reino Unido fue el líder de los que pidieron por el recorte.
  •  La producción industrial de Italia subió 0,4% en diciembre, recuperándose tras la caída de noviembre (-1.1%). De todas formas la recuperación no alcanzó para evitar una nueva caída trimestre del 2,2%.
  •  El déficit comercial de EE.UU. se redujo al nivel más bajo desde enero de 2010. En diciembre totalizó 38.000 millones de dólares, por debajo del 46.000 millones esperados. Fue la caída más brusca en cuatro años. La caída estuvo motivada por un récord en las exportaciones de petróleo. El déficit petrolero llegó al nivel más bajo desde agosto del 2009.
  • Datos de Canadá. El reporte de empleo mostró una reducción en el empleo de 21,900 mientras que la tasa de desempleo se redujo desde 7,2% a 7,0%. Los inicios de viviendas se redujeron desde 197.000 a 160.600. Por su parte, el déficit comercial cayó en diciembre desde 1.670 a 900 millones, y estuvo por debajo de lo esperado, motivado por una caída más grande en las importaciones que en las exportaciones.