warren buffettt portada rostro

El llamado ‘indicador Buffett’, con el que se compara el tamaño del mercado de valores con el tamaño de la economía estadounidense, está en máximos y eso ha hecho sonar las alarmas en el mercado, puesto que no se veía algo así desde que estallara la burbuja de las ‘puntocom’, en 2019.

En concreto, este indicador se basa en una relación simple: la capitalización de mercado total de las acciones estadounidenses dividida por el valor total en dólares del Producto Interior Bruto (PIB) de la nación.

Ha tenido una tendencia al alza durante décadas. Sin embargo, en las últimas semanas esa tendencia a largo plazo no logra justificar la apariencia espumosa de la métrica. Con una capitalización de mercado de EEUU más del doble del nivel del PIB estimado para el trimestre actual, el índice ha subido a la lectura más alta de la historia por encima de su tendencia a largo plazo.

Esto sugiere una situación de «fuerte sobrevaloración», apunta un análisis del blog Current Market Valuation. «Esto pone de manifiesto la notable euforia que estamos presenciando en el mercado de valores de EEUU», afirma Michael O’Rourke, estratega jefe de mercado de JonesTrading.