oro770x420

Tres meses. Ese es el tiempo que ha conseguido el oro mantener su cotización por encima de los 1.300 dólares. No obstante, la revalorización del dólar tras las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de Richmond, Jeffrey Lacker, pidiendo elevar los tipos de interés antes de que la inflación suba todavía más, ha provocado que los inversores deshagan posiciones en el metal amarillo.

Es uno de los activos refugio por excelencia, ya que suele mantener su valor en momentos convulsos. Por ello, el pasado 24 de junio, cuando los mercados se hundieron como consecuencia del Brexit, esta materia prima se anotó una subida del 4,7%, coronando la cota de los 1.300 dólares por primera vez desde enero de 2015.

Sin embargo, la relación entre el oro y el dólar es inversamente proporcional, es decir, que cuando la divisa norteamericana sube, la materia prima cae. Como el oro cotiza en dólares, cuando se produce una revalorización de esta moneda la materia prima pierde atractivo como inversión.

En este contexto, la última voz pidiendo una subida de tipos de interés en Estados Unidos, la del presidente de la Reserva Federal de Richmond, Jeffrey Lacker, ha provocado que el dólar se aprecie frente a sus diez principales cruces, siendo la subida más acusada la que protagoniza contra el yen, cercana al 2%. Así, el oro registra una caída de más del 2%, hasta la cota de los 1.281 dólares.

La posibilidad de que en 2016 se vea una subida de tipos en Estados Unidos cada vez cobra más fuerza. De hecho, según el consenso de mercado que recoge Bloomberg, la probabilidad de que sea diciembre el mes elegido para un alza es del 61,2%. La opción que por ahora gana más peso es que ese incremento sea entre el 0,5% y el 0,75%.

El mejor año desde 2010

Desde que en 2013 el oro registrase su primer año en negativo desde el 2000, no había vuelto a lograr números verdes en lo que a balance anual se refiere hasta ahora. Desde enero del presente año el metal sube más de un 20%, lo que supondría su mejor ejercicio desde 2010, cuando ganó un 29,7%. Es más, en el primer trimestre del año logró anotarse un repunte del 16,4%. Se trata del mejor periodo trimestral de la materia prima desde 1986 (en el que se acaba de cerrar, el tercero de 2016, cedió un 0,55%).

Fuente: eleconomista.es