yen-virtual

Los tipos de interés de las principales economías están cada vez más bajos, incluso negativos, y los bancos centrales están maximizando sus esfuerzos para conseguir relanzar sus economías. En esta batalla por la depreciación, Japón es el que comparativamente partía con menor margen de maniobra y esto se ha trasladado a su divisa, que en los primeros ocho meses del año es la que que más se revaloriza de todas las monedas importantes.

Entre enero y agosto, el yen no ha parado de apreciarse contra las divisas y es la libra esterlina la que más cae con respecto a la moneda japonesa, contra la que se deja un 29%. El dólar estadounidense es la segunda que más pierde, con un 19%, y en cuarto lugar se encuentra el euro, que se deprecia un 16%.

El Banco de Japón se vuelve a reunir el 20 de septiembre y los inversores siguen pendientes de si el primer ministro, Shinzo Abe, añadirá más estímulos a su economía. De hecho, su gabinete ya aprobó a principios de agosto el desembolso 13,5 billones de yenes (132.000 millones de dólares) en medidas fiscales como parte de los esfuerzos para relanzar su economía. Además de un aumento de sus compras de ETFs a 6 billones de yenes (59.000 millones de dólares), el doble del nivel actual.

Con los tipos de interés en el -0,1%, el BoJ tiene poco margen de maniobra en este sentido, por lo que los inversores siguen presionando para que continúen los estímulos fiscales que alimenten a las bolsas.

También se mantiene la posibilidad del llamado “helicóptero monetario”, que ha ido ganando peso en las últimas semanas, mediante la cual el banco central inyectaría dinero directamente en la economía real.

 

 

Fuente: bolsamania.com