– Resumen y panorama del mercado de divisas 05/04/2013 –

 RP 05042013El yen fue lejos la moneda de peor rendimiento en el mercado, seguida de lejos por el dólar. Las europeas tuvieron un respiro y se repusieron de un mal momento.

El Banco de Japón anunció fuertes decisiones y un gran compromiso el jueves, lo que tuvo amplia repercusión en el mercado. El director de la orquesta pasó a ser la moneda japonesa, que desde entonces solo se movió a la baja en todo el mercado, teniendo una semana con caídas récord. La fuerte acción de las autoridades del banco central no solo ocasionaron el desplome sino que a su vez, dejaron las puertas abiertas a una caída incluso mayor, confirmada desde el análisis técnico. El objetivo de la medida es amplia y no se buscó de por sí debilitar a la moneda japonesa, sino que fue un efecto (deseado) colateral.

 De ahora en adelante, la moneda japonesa tendrá un factor que limitará cualquier suba que tenga, hasta que al menos la tasa de inflación comience a subir. Si los precios comienzan a tomar ritmo entonces se podrá empezar a proyectar menos estímulos por parte del Banco de Japón.

De todas formas, siempre hay que tener en cuenta que el mercado no va todo el tiempo en una misma dirección indefinidamente. Fuertes caídas en las bolsas podrían darle fuerza al yen u otros eventos. A su vez, no hay que olvidar que el mercado de divisas es un mercado donde los valores se fijan en términos de otra divisa.

La recuperación que venía experimentando el yen y el momento desaparecieron en un instante. La venta de yenes fue masiva durante todo el jueves y en gran parte del viernes. El sostenimiento que mostró el USD/JPY tras la publicación del reporte de empleo de EE.UU. mostró a las claras en donde estaba la demanda: solo hubo un breve retroceso y limitado antes que el par vaya hacia nuevos máximos en años.

El dólar no fue el director de orquesta: tuvo recorridos dispares durante toda la semana en algo que ya es una constante y que podría entrar en el nuevo normal del mercado de divisas. Esta vez no hubo datos mejores a lo esperados que impulsen al dólar. La economía no dio señales de contracción pero si de alejarse de altas tasas de crecimiento.

 El euro (EUR) y el franco suizo (CHF) tuvieron un respiro mientras que la libra continuó con su recuperación. Las buenas señales desde el aspecto técnico que habían dado siete días atrás comenzaron lentamente a desparecer hasta que el jueves, luego de que tanto el Banco Central Europeo como el Banco de Inglaterra no hicieran anuncios de cambios en la política monetaria, emprendieron una gran recuperación que les devolvió momento, sobre todo a la libra esterlina. El GBP/USD se muestra mejor que el EUR/USD en el aspecto del análisis técnico.

En lo que respecta a los fundamentals, fue una semana con datos que estuvieron por debajo de lo esperado en EE.UU. (incluyendo el informe más importante, el de empleo del viernes), en línea con el estancamiento en Europa y mínimas señales en el Reino Unido. Es decir, que no hubo pocas modificaciones en el panorama, aunque se encendió una alerta en EE.UU. sobre el ritmo de la recuperación. Cuando los datos empiezan a salir por debajo de lo esperado, es una señal de que se puede venir una moderación en el crecimiento o algo peor. Posiblemente sea por esto que el dólar terminó debilitado la semana en el mercado.

Las monedas ligadas a commodities no cerraron la semana con grandes cambios. Estas siguen con dudas y se debaten entre habilitar subas mayores, sobre todo el AUD/USD y el NZD/USD, que se mantienen cerca de niveles clave, o regresar a los mínimos del marzo. En Australia los buenos datos no ayudaron mucho, tal vez el mercado espera ver más. La próxima semana habrá reportes importantes, tanto de Australia como de China que pueden llegar a mover a estos cruces.

 Se fue una semana compleja y que cambió el panorama del mercado de divisas, si bien el yen estaba en el medio de una tendencia bajista de largo plazo, lo que ocurrió hizo que regrese y a un ritmo acelerado. A los riesgos de la economía, se le comenzarán a colar los que surjan por un posible conflicto bélico con Corea del Norte.

 Lo que quedó del viernes

  •  El índice de indicadores líderes en Japón subió en febrero, según el informe preliminar desde 95,0 a 97,5.
  •  La lectura final del crecimietno del PBI de la eurozona durante el cuarto trimestre del 2012 fue de -0,6% (sin cambios con respecto a la anterior estimación).
  •  Las ventas minoristas cayeron 0,3% en la eurozona en febrero de 2013 (comparado con el mismo mes del 2012 la caída fue del 1,4%).
  •  Las órdenes a fábrica en Alemania subieron 2,3% en febrero superando las expectativas de un incremento del 1,2%.
  •  El déficit comercial de EE.UU. se redujo levemente en febrero con respecto a enero, a raíz de un pequeño incremento en las exportaciones y un estancamiento en las importaciones. Con respecto a febrero de 2012, las exportaciones se ubicaron un 3,2% por encima mientras que las importaciones un 2%.
  •  Las nóminas no agrícolas en EE.UU. se situaron en 88.000 en marzo, significativamente por debajo de las 200.000 esperadas. Los números de enero fueron revisados al alza, pero esto no ayudó a modificar el tono negativo de las nóminas. La tasa de desempleo por su parte se redujo desde 7,7% a 7,6%.
  •  En Canadá la tasa de desempleo se incrementó desde 7,0% a 7,2% y el cambio en el empleo arrojó una sorpresa negativa al mostrar una reducción de 54.500. Esto además de sorprender a los analistas que esperaban una suba de 8.000, borró el optimismo que había generado el reporte del mes pasado. Esto pesó fuerte sobre el dólar de Canadá que terminó el día como una de las monedas de peor rendimiento.