ethereumcb1

El mercado de las criptodivisas ha estado subiendo en su conjunto al calor del rally del bitcoin y del interés corporativo que la creación de Satoshi Nakamoto ha suscitado recientemente. La capitalización total de los más de 8.000 activos que existen a día de hoy ha rebasado 1,5 billones y ha aupado a otros activos digitales como el ethereum, que apunta a 2.000 dólares tras un nuevo hito histórico por encima de 1.900 dólares.

A día de hoy, la creación de Vitálik Buterin es la número dos de las monedas digitales, con una capitalización de mercado que asciende a una cuarta parte del valor del bitcoin (200.000 millones de dólares). Lo que la diferencia del resto de ‘altcoins’ -monedas alternativas al bitcoin- como litecoin o ripple es que se trata de un superordenador completo que permite contratos inteligentes para que los desarrolladores aprovechen y construyan aplicaciones descentralizadas, que son en muchos casos la base de las finanzas descentralizadas -DeFi por su nombre en inglés-.

Es precisamente el crecimiento de los intercambios descentralizados, las plataformas de intercambio de swaps y la eclosión de las DeFi una de las razones que están apoyando ahora al precio, al igual que en la burbuja de 2017 lo fueron las ofertas iniciales de divisas construidas sobre la red de ethereum.

En 2018, los precios del criptoactivo se desplomaron casi un 95% para tocar fondo en torno a los 80 dólares en diciembre de ese año. Pasó los siguientes 18 meses con mínimos de entre 100 y 270 dólares, con un breve repunte por encima de esa cifra en junio de 2019. No salió realmente de su largo mercado bajista hasta finales de julio de 2020, cuando superó los 400 dólares por primera vez en dos años, al calor del ya mencionado interés en las finanzas descentralizadas.

Sin embargo, si bien estos fundamentos ayudan al crecimiento del ethereum, ha sido el auge del bitcoin por encima de 52.000 dólares lo que le ha dado impulso. De hecho, en lo que va de año, el precio de la moneda de Buterin ha subido un 160%, frente al 78% del bitcoin en el mismo periodo. “El repunte de la criptodivisa parece ser más orgánico e impulsado desde dentro del mundo cripto.

Un tercer factor que ha hinchado su valor es que se trata de una moneda barata en comparación al bitcoin y con potencial y proyección mucho superiores al resto. Los analistas creen que los inversores también están comprando ethereum a la vez que bitcoins y otros muchos están usando la segunda moneda digital más operada para diversificar sus carteras.

Por otra parte, también influye que el año pasado se lanzó una actualización de la red denominada Ethereum 2.0. Sus defensores sostienen que esto debería ayudar al ethereum y a la moneda, que en realidad se denomina ether, a hacerse más grande. La actualización todavía está en marcha. Por último, este mes, la bolsa de derivados CME (Chicago Mercantile Exchange) lanzó futuros de ethereum, lo que podría abrir las puertas a más inversores institucionales para entrar en acción.

Por todos estos motivos, analistas e inversores esperan que el precio supere los 2.000 dólares, aunque el nivel que realmente interesa son los 2.200 dólares, que romperá si supera el número redondo. Algunas proyecciones ubican a esta cripto en 2.800 dólares a finales de 2021, para catapultarse hasta 19.000 dólares a finales de julio de 2024, según ‘beincrypto’.

Por: Noemi Jansana

Fuente: bolsamania.com