Gran repercusión de reportes y eventos económicos sobre el mercado de divisas en las últimas horas. Los precios se siguen moviendo a paso lento en la mayoría de los cruces, pero consolidando importante niveles técnicos.

  • El reporte de PMI de la zona del euro impulsó el euro en el mercado. El componente de servicios del PMI fue largamente superior a lo esperado en junio según la estimación preliminar, y llegó a máximos en tres años. Esto hizo que el EUR/USD rebote desde mínimos desde noviembre y que el cruce cambie la dirección de corto plazo, cuando ya se estaba aproximando a 1.3400. El rebote llevo al EUR/USD incluso a superar 1.3480 mientras que el EUR/GBP extendió las subas sobre 0.7900.
  • En el Reino Unido los datos económicos de hoy, con un suba menor a la esperada en las ventas minoristas de junio (que se sumó a las minutas del Banco de Inglaterra de ayer que no mostraron un escenario de posible suba de tasas), presionando más a la baja la libra. El GBP/USD confirmó el quiebre de niveles técnicos y dejó expuesto a 1.7000.
  • Desde China llegaron buenas señales económicas, con el índice PMI manufacturero alcanzando el nivel más alto en un año y medio. Estos datos debilitaron al oro e impulsaron aún más al dólar australiano (AUD).
  • RBNZ NZDUna de las estrellas de las últimas horas en el mercado de divisas está siendo el dólar de Nueva Zelanda, el kiwi (NZD). El banco central subió la tasa de interés desde 3,25% a 3,50%; pero en el comunicado dio señales de una pausa en el ciclo alcista de tasas lo que generó un desplome del NZD/USD, que cayó desde 0.8700 hasta 0.8565: un recorrido mayor a los 100 pips, que adquiere mayor relevancia en el contexto de calma actual. A su vez el AUD/NZD se disparó y llegó a operar por encima de 1.1000 (una semana atrás operada en 1.0750). Las palabras del banco central dejaron debilitada a la moneda de cara a las próximas semanas. Si bien ya ha retrocedido significativamente, no debería sorprender si sigue cayendo en el mercado. 
  • El oro (XAU/USD) esta bajo un poco de presión bajista, intentando regresar por encima de $1,300. Quiebre de $1,290 podría acelerar recorridos.

En pocas palabras, el euro mejoró un poco la cara pero sigue con una perspectiva bajista, los recorridos de recuperación por ahora son una corrección; mientras que la libra perdió poder relativo afectada por los datos de hoy y las minutas de ayer. Las últimas horas dejaron un claro perdedor: el dólar de Nueva Zelanda, que es de esperar que la debilidad continúe.