La actividad empresarial de la eurozona alcanza en el mes de abril niveles máximos de 9 meses, según la encuesta PMI (Purchasing Manager Index).

El crecimiento de la actividad privada se ha acelerado en abril hasta máximos de los nueve últimos meses, a pesar de la prolongación de las restricciones para contener la pandemia, gracias a la expansión récord del sector manufacturero y la vuelta al crecimiento de los servicios a medida que progresan las campañas de vacunación, según refleja el índice compuesto de gestores de compra PMI.

En concreto, el dato adelantado se ha situado en 53,7 puntos, frente a los 53,2 del mes anterior, su mejor lectura en nueve meses, por lo que la actividad privada de la eurozona acumula dos meses consecutivos en positivo, después de cuatro meses de declive.