Curr EUR USD BCE FED

  • En España, el índice refleja el peor dato desde octubre de 2015
  • El PMI del sector manufacturero cae en mayo hasta su nivel más bajo
  • Los expertos ven agotamiento en la política expansiva y dudan del impacto

El éxito de la política monetaria expansiva del Banco Central Europeo (BCE) ha sido puesto en duda desde muchos frentes por el lento crecimiento y la elevada inflación en la zona euro.

El ritmo del sector desaceleró en mayo hasta su nivel más bajo en los últimos tres meses, según el índice PMI elaborado por Markit, al situarse en 51,5 puntos desde los 51,7 del mes anterior. Una caída de dos décimas que, aunque leve, sugiere que el Producto Interior Bruto (PIB) de la eurozona podría frenar su expansión en el segundo trimestre.

De hecho, la misma entidad de servicios financieros ya auguró a finales del mes pasado un avance del PIB en el área del euro del 0,3% en el segundo trimestre, frente al 0,5% de los tres primeros meses del año, tras avanzar una caída de una décima del PMI compuesto, hasta los 52,9 puntos.

«El decepcionante resultado del sector manufacturero se suma a las sospechas de que el ritmo de crecimiento económico de la zona euro se haya moderado en el segundo trimestre después de un sorprendentemente rápido comienzo de año», indicó ayer el economista jefe de Markit, Chris Williamson.

  • Los estímulos del Banco Central Europeo llevan tiempo sin dar fruto.

«hace tiempo que el BCE sacó toda la artillería y, ahora, lo que está haciendo es reforzarla», desde la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) María Jesús Fernández sostiene que «los efectos positivos que podían esperarse de la política monetaria están agotados y no se espera que tengan un efecto expansivo sobre la actividad económica de la zona euro».

  • «La inyección de los bancos centrales no surte efecto directo en la economía, es más, la distorsiona».

En este contexto, el BCE publica hoy sus nuevas proyecciones macroeconómicas, de crecimiento e inflación. El consejo de gobierno se reúne en Viena para discutir la política monetaria de la zona del euro mientras los analistas y los mercados prevén que mantendrá un tono moderado y dejará la puerta abierta a más estímulos monetarios a finales de año en caso de que sea necesario para evitar la deflación.

 

 

Fuente: eleconomista.es