La economía de la zona euro se movió a dos velocidades en septiembre. Liderada por Alemania, Francia e Irlanda volvieron a caer en territorio de contracción. Además, mientras la actividad del sector de servicios volvió a territorio de contracción, la del sector manufacturero continúa creciendo, según el índice PMI publicado este lunes. El crecimiento económico del sector privado se desaceleró aún más, acercándose al estancamiento.

El Índice Compuesto de Actividad Total de la zona euro, elaborado por la consultora Markit, cayó hasta 50,4, mínimos de tres meses, situándose por debajo de 51,9 registrado en agosto e indicando una expansión solo marginal. No obstante, la lectura final se situó por encima de la estimación flash precedente de 50,1.

Los nuevos pedidos recibidos en la zona euro aumentaron solo ligeramente en septiembre y al ritmo más lento en el actual período de crecimiento de tres meses. Dicho leve incremento se registró a pesar del primer aumento en general en el comercio de exportación en más de dos años. A medida que el alza de los nuevos pedidos se ralentizó y al evidenciarse un exceso de capacidad en la economía del sector privado, las empresas nuevamente pudieron poner cómodamente al día las cargas de trabajo en general. Según los datos más recientes, los pedidos pendientes de realización disminuyeron por decimonoveno mes consecutivo, aunque de nuevo solo levemente.

Las cifras del empleo de nuevo disminuyeron, marcando la séptima caída mensual consecutiva en los niveles de personal.

Fuente: bolsamania.com