Tras perder ayer importantes niveles, el GBP/USD se tomó una pausa en las últimas horas y salvo algunos minutos ha permanecido en calma. Entre máximo y mínimo no ha recorrido más de 35 puntos. No es de esperar que este escenario se mantenga durante el resto del día.

 

En estos momentos, la libra está intentando recuperar terreno, al tratar de superar la zona de 1,6060/70. De lograr hacerlo, el GBP/USD podría extender las subas, pero lo mismo seguirá luciendo debilitado y con riesgos de marcar nuevos mínimos. Por encima de 1.6070, la próxima resistencia se ubica en 1,6090 y luego 1.6120.
Recién de superar y confirmarse por sobre 1,6150 la libra abriría las puertas a un avance mayor.
Horas atrás la libra cayó hasta 1,6030 pero rebotó. De caer por debajo de los mínimos, el siguiente soporte se ubica en 1,6015/20,  luego 1,6000 y 1,5975 (mínimos de octubre).