La libra tuvo semanas atrás una suba importante tras lograr romper una resistencia de largo plazo localizada en alrededores de 1,6300 y que durante varios meses había frenado los recorridos alcistas. Tras el quiebre ganó momento y saltó a máximos en años. En el comienzo de esta semana los extendió y el GBP/USD llegó hasta 1,6465 (el por ahora máximo del 2013). Después comenzó a moverse en sentido lateral hasta que el miércoles emprendió un retroceso que luego siguió hoy jueves.

El momento de corto plazo ha pasado a ser bajista, favoreciendo un retroceso mayor, aunque en el gráfico hay indicadores técnicos que no se muestran favorables a una continuidad en ese sentido, por lo menos de cara al cierre de la semana.

GBP/USD 4 Horas 12/12/13
GBP/USD 4 Horas 12/12/13

En caso de continuar el retroceso la zona de 1,6300 entrará nuevamente en escena ya que, siendo que antes fue una gran resistencia ahora podría comportarse como soporte. En caso de ceder, se podría dar una extensión bajista hacia 1,6260 y luego 1,6220.

La reciente caída no ha modificado la perspectiva actual del GBP/USD que se mantiene alcista. Un regreso con confirmación por encima de 1,6415, que es una zona de resistencia relevante, además de estar por encima de una línea bajista dotará de momento al GBP/USD, que podría volver hacia los máximos del año.