La moneda británica se debilitó a lo largo del mercado luego de conocerse datos de inflación del Reino Unido, pero tras caer con fuerza, se recuperó y regresó a los niveles que tenía antes del reporte de inflación.

El GBP/USD descendió pero encontró soporte en 1.6940, en donde está la primera zona de soporte importante de corto plazo y rebotó regresando por encima de 1.6970.

La perspectiva de corto plazo se mantiene alcista, con el precio realizando recorridos laterales entre 1.6940 y 1.7000. Una confirmación por encima de 1.7000, abrirá las puertas a un avance mayor. Mientras que de no poder lograrlo habrá que prestar atención a posibles señales de retrocesos.

 

GBP/USD 4H - 17 JUNIO
GBP/USD 4H – 17 JUNIO

Ayer mostrabamos el gráfico semanal y como se mantiene alcista en el largo plazo.