Las Fuerzas Armadas de Turquía han emitido este viernes un comunicado en el que aseguran que han tomado el poder para garantizar la democracia y el respeto a los Derechos Humanos. El jefe del Estado Mayor turco Hulusi Akar sería «rehén» de los golpistas, según la agencia progubernamental Anadolu. Sin embargo, el primer ministro otomano, Binali Yildirim, ha informado de que ha dado órdenes de «hacer lo que sea necesario» para sofocar la intentona.__225x250_policias-ankara-golpe-estado-reuters

Los medios de comunicación locales han informado de que aviones y helicópteros militares han sobrevolado Ankara y Estambul, las dos ciudades más importantes del país.

En Ankara, la capital turca, se han podido escuchar disparos, de acuerdo con testigos citados por la agencia de noticias Reuters. Según testigos, en la capital se escucharon incluso disparos cerca del cuartel del Estado Mayor, extremo sin confirmar por fuentes oficiales. También se habría tiroteado la sede del Espionaje turco.

Mientras, en Estambul, la Gendarmería ha cerrado al tráfico los puentes Bósforo y Fatih Sultan Mehmet, que cruzan el estrecho. Los tanques también se han desplazado en el Aeropuerto Internacional Mustafa Kemal Atatürk, que el pasado 28 de junio sufrió un atentado terrorista que se saldó con 43 muertos.

Asimismo, la televisión turca estatal ha sufrido un apagón y las redes sociales se han bloqueado en todo el país, en virtud a la nueva legislación de censura de internet.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ya ha tenido varios encontronazos con el Ejercito, una banderado del poder laico en este país. Ahora mismo Erdogan, que tiene un pasado islamista, se encuentra de vacaciones.

Fuente: eleconomista.es