El Banco de Japón ha extendido seis meses su programa especial destinado a aliviar las presiones financieras corporativas por la pandemia de coronavirus.

En relación a la política monetaria del banco central nipón (BoJ), el organismo ha mantenido los tipos de interés en el -0,1% y ha señalado que «la economía de Japón se ha recuperado, pero se espera que el ritmo de mejora sea solo moderado mientras continúa la vigilancia contra el COVID-19«.

«En esta situación», ha añadido la institución, «es probable que la financiación, principalmente de empresas, siga bajo presión por el momento«. Por ello, ha considerado «apropiado extender la duración del Programa Especial de Apoyo a la Financiación en Respuesta al COVID-19 por 6 meses y hacer ajustes al programa, con miras a continuar apoyando la financiación, principalmente de empresas».

Fuente: bolsamania.com