RP22Resumen y panorama del mercado de divisas 12/03/13

Los principales cruces de divisas cerraron sin cambios prácticamente con respecto a los niveles del lunes. La moneda de mejor rendimiento fue el yen junto con el dólar australiano, mientras que entre las peores estuvo, como está siendo habitual, la libra.

Rumores desde Japón encendieron una corrección del yen a lo largo del mercado, que tenía momento para seguir pero se detuvo. Por ahora, aún hay un cierto sesgo hacia una toma de ganancias. El USD/JPY empezó el día en máximos en años, pero luego fue perdiendo momento, para terminar el martes apuntando hacia abajo. De perder 95,50 el USD/JPY, el yen ganaría momento a lo largo de todo el mercado.

 La libra se encaminaba para ser lejos la peor del día pero logró recuperar algo de terreno. Malos datos del Reino Unido pesaron sobre la cotización, llevando a que la libra marque mínimos en mucho tiempo a lo largo del mercado. El GBP/USD rebotó en 1,4830 y cerró en torno a 1,4900. Esto es una buena señal, pero la tendencia se mantiene a la baja y aún no hay indicios claros de una potencial recuperación.

La situación económica en el Reino Unido sigue alimentando las especulaciones de más acción por parte del Banco de Inglaterra  las que aumentan con el reemplazo que se viene de King por Carney. Esto contribuye a mantener cuesta abajo a la libra.

El dólar cerró sin grandes cambios en el mercado, en otra jornada de calma y por ahora no se define si apunta a extender el rally del pasado viernes o comienza a retroceder. Esto se puede ver en el EUR/USD que se mantiene lateralizando, por encima de un importante soporte pero sin poder superar resistencias claves.

El miércoles saldrá nueva información de la economía de EE.UU. con las ventas minoristas de febrero. Este dato puede llegar a tener un impacto en la cotización del dólar. Además habrá datos de producción industrial de la zona del euro.

La moneda común (EUR) tuvo un día sin grandes cambios y sigue estable en el mercado, sin definir un futuro rumbo, a la espera de más definiciones. Si desde el lado fundamental no surgen buenas señales en las próximas semanas, la presión bajista debería de empezar a dominar al euro, ya que se empezará a especular con más acción por parte del Banco Central Europeo y además con cierto traslado de los problemas del sector real de la economía hacia el financiero.

 Las monedas ligadas a commodities tuvieron un buen desempeño, siendo la mejor el dólar australiano. De todas formas, no hay mayores indicios de hacia donde se pueden ir por ahora.

El miércoles la volatilidad podría incrementarse y jugar un importante rol en cruces como el AUD/USD y NZD/USD, que quedaron frenados en resistencias a considerar de corto plazo, que además son niveles desde donde se podrían producir un retroceso importante o un quiebre que habrá las puertas a una suba mayor.

 Lo que quedó del martes

  •  La confianza del consumidor llega en Japón a máximos en 5 años y medio. El indicador subió desde 43,3 a 44,3.
  • En Australia, el índice de confianza empresarial NAB cae desde 3 a 1 en febrero.
  • El índice de precios al consumidor en Alemania, subo 0,8% en febrero, como era esperado; mientras que el índice de precios mayoristas subió 0,1% (por debajo del 0,3% esperado). Esto no implica presiones alcistas en los precios.
  • Malos datos del Reino Unido. La producción industrial en enero, que se esperaba subiera 0,1%, cayó 1,2% (similar situación ocurrió con la producción manufacturera). Antes de esto se supo que el índice de precios de viviendas RICS cayó durante febrero 6%.
  • España colocó deuda a corto plazo pagando por ello una tasa menor a la de venta anterior: a seis meses 0,79% (vs 0,85%) y a 12 meses 1,36% (vs1,54%).
  • Italia vendió deuda a 12 meses a una tasa del 1,28% (vs 1,09% anterior). Se trata de la tasa más alta desde diciembre.
  • Surgen rumores de que el Banco de Japón tendría un encuentro de emergencia la próxima semana, cuando ya estén confirmadas las próximas autoridades. El partido opositor dijo que no votará por Iwata, pero que si respaldará tanto a Kuroda como a Nakaso. El próximo encuentro del Banco de Japón está previsto para el 4 de abril. ¿Habrá más estímulos antes de esa fecha?