En el comienzo de este nuevo día martes, el Banco de Japón (BoJ) decidió mantener sin cambios los tipos de interés en -0,10%, acorde a las previsiones de los analistas.

Posteriormente, y como suele ser costumbre de la entidad no fijar un horario, el governador Kuroda brindú sus comentarios en la conferencia de prensa. Entre sus palabras más relevantes, destacó que la debilidad actual del Yen eleva los precios, impulsando los costos de importación.

Asimismo, un Yen débil puede afectar la brecha del PBI con un crecimiento por encima de su potencial, basado en la mejoría de la situación económica, la recuperación de las exportaciones, y las producciones fabriles y el incremento del consumo.

El Yen se debilitaba en el mercado de divisas tras el anuncio. La paridad USD/JPY vuelve a subir alejandose de la zona de 117,50 y subiendo por encima de 118,15 donde conformaba su máximo en la sesión asiática.

 

 

bank-of-japan-logo