Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), aseguraba este jueves que necesitan meses para evaluar el impacto del Brexit en la economía. Un día después, llegan los primeros datos sobre el crecimiento de la actividad tanto en Reino Unido como en la zona euro, con un fuerte deterioro en julio que lleva a registrar el menor dato en el área monetaria en 18 meses, y el más bajo en Reino Unido desde 2009.la-moneda-en-inglaterra-libra-esterlina

En concreto, los datos de purchasing managers index (PMI), el indicador de la consultora Markit sobre pedidos para evaluar la actividad de un sector, muestra un profundo deterioro en julio. El PMI de servicios cae desde 52,3 puntos en junio hasta 47,4 puntos en julio, muy por debajo de la cifra proyectada por los analistas de 49,2, y en mínimos de siete años. Por su parte, el PMI manufacturero retrocede desde 51, hasta 49,1, el valor más bajo en tres años y medio, y nueve décimas inferior a lo esperado.

Hay que tener en cuenta que esta estadística se construye a partir de las respuestas de los gestores de compras de cada sector, y si el dato es superior a 50 es que hay un aumento de la actividad, mientras que si cae por debajo de este nivel hay un retroceso. En este caso, el PMI compuesto de Reino Unido, que aglutina los anteriores y sirve para conocer la salud de la economía, desciende desde 52,4 puntos hasta 47,7, lo que supone mínimos de 2009.

«En julio se produjo un deterioro dramático de la economía, con una caída de la actividad empresarial al ritmo más rápido desde principios del 2009, en el punto más alto de la crisis», explica Chris Williamson, economista jefe de Markit. «La recesión (de la actividad en julio), se manifiesta con el fin cancelaciones de pedidos, falta de que haya nuevos, y el aplazamiento o interrupción de los proyectos, que era más comúnmente atribuida de una manera u otra a ‘Brexit'», agrega.

 

Fuente: bolsamania.com