• La agencia cree que el «verdadero trabajo» del cártel comienza ahora
  • El director ejecutivo asegura que un barril a 60 dólares resucita a EEUU

petroleo molfx

 

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha publicado su informe mensual sobre el mercado de petróleo en el que muestra que el cártel de la OPEP bombeó un récord en septiembre de 33,64 millones de barriles diarios (mb/d), principalmente debido a Irak y a la reapertura de puertos en Libia.

Esta cifra supone un incremento de la producción de 160.000 barriles y casi un millón más que hace un año, así como un nuevo máximo histórico de producción de este grupo de países. A pesar de ello, la agencia cree que si el cártel se ciñe a sus objetivos de producción, el reequilibrio del mercado «podría llegar más rápido».

No hay que olvidar que la OPEP se comprometió a recortar su producción a 32,5-33 millones de barriles diarios en noviembre, promesa a la que se sumó Rusia ayer, provocando que el petróleo, que acumula subidas de más del 15% desde el anuncio del recorte, marcara nuevos máximos anuales, por encima de 53 dólares el barril.

Precisamente, la OPEP y Rusia (junto a Kazajastán) son los responsables de que la producción global se incrementara en 600.000 barriles diarios, hasta los 97,2 millones, según los datos de la AIE. Los productores no-OPEP incrementaron su producción en alrededor de medio millón de barriles diarios.

La AIE recuerda en su informe que si se deja a los mecanismos del mercado actuar libremente, la sobreoferta de petróleo continuará durante la primera mitad del año que viene, pero que si hay el recorte prometido ese reequilibrio llegará antes. El mes pasado, la AIE veía exceso de petróleo en el mercado hasta finales del año que viene.

El trabajo empieza ahora

El organismo con sede en París también recuerda que el verdadero trabajo de la OPEP, quien «ha abandonado efectivamente» la política de libre mercado que hundió los precios, empieza ahora, ya que tiene que acordar los detalles del citado recorte, siendo las cuotas de cada país el mayor escollo.

De hecho, países como Irán, Libia y Nigeria han sido excluidos del recorte, lo que supone que otrosn países, especialmente Arabia Saudí, tendrán que realizar «recortes mayores» para cumplir con los objetivos, recuerda la AIE, quien espera que la producción se mantenga en los niveles actuales hasta la próxima reunión del cártel en noviembre, cuando deberían cerrar los detalles.

Mientras, la demanda continúa reaccionando a las últimas subidas de precios y sigue moderando su incremento, que ha pasado de ser el mayor de cinco años en el tercer trimestre del año pasado a tocar mínimos de cuatro años entre junio y septiembre de 2016. De hecho, la AIE ha recortado sus previsiones de demanda de 1,3 millones de barriles diarios a 1,2 millones.

60 dólares para resucitar el fracking

Importante será también lo que ocurra con EEUU. El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, ha asegurado hoy en una entrevista con la agencia Bloomberg que si el barril vuelve a los 60 dólares probablemente provoque un fuerte incremento de la producción en Norteamérica.  «Podríamos ver fácilmente, en un corto periodo de tiempo, un fuerte crecimiento de la producción en EEUU y otras partes. Un barril a 60 dólares sería suficiente», explicó Tirol.

De hecho, la industria del fracking ya está ‘resucitando’. Varias petroleras independientes de EEUU están sacando partido al rally que experimenta el crudo desde que se cerrara el acuerdo de la OPEP y están asegurando ventas para 2017 a los precios actuales de esos futuros, que superan los 50 dólares el barril.

De hecho, un incremento de la producción de EEUU es motivo de preocupación para Arabia Saudí y Venezuela, ya que podría compensar el recorte de la OPEP, creando de facto un ‘techo’ al precio del petróleo. Un efecto secundario de la guerra iniciada hace dos años y que provocó el hundimiento del petróleo con el objetivo de minar a la industria de EEUU, país que por momentos llegó a ser el principal productor de petróleo del mundo.

Fuente: eleconomista.es