tokio-bolsa-efe

 

La Bolsa de Tokio registró hoy una firme subida y alcanzó su nivel máximo en mes y medio, impulsada por los planes del Gobierno para ampliar su nuevo paquete de medidas de estímulo económico y por la deprecación del yen frente al dólar.

«No hay necesidad, ni tampoco es posible, un helicóptero de dinero en Japón», aseguraba el pasado viernes el gobernador del banco central , Haruhiko Kuroda. En declaraciones a un programa de la BBC Radio 4 , Kuroda repitió que está decidido a deshacerse de la mentalidad deflacionista de Japón y que no hay más limitaciones significativas al marco monetario.

El índice Nikkei cerró con un avance de 128,33 puntos, un 0,77%, hasta situarse en 16.810,22 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 8,64 puntos, un 0,65%, y se situó en 1.339,39 unidades.

Tras su caída en la víspera, el parqué tokiota abrió hoy con una clara tendencia al alza gracias al renovado optimismo entre los inversores ante la batería de medidas del Ejecutivo nipón para dar un nuevo impulso a la tercera economía mundial.

Varios medios nipones adelantaron hoy que el Gobierno que lidera el primer ministro, Shinzo Abe, planea incrementar el volumen de su nuevo paquete de estímulo hasta los 20 billones de yenes (169.120 millones de euros/186.250 millones de dólares), el doble de lo inicialmente previsto.

Esta iniciativa también ha alimentado las expectativas sobre la posibilidad de que el Banco de Japón (BoJ) aplique medidas adicionales de flexibilización monetaria durante la reunión mensual que celebra su junta de política monetaria la próxima semana, según dijo el analista Tatsushi Shikano, de Morgan Stanley, a la agencia Kyodo.

Otro incentivo para los inversores fue la depreciación del yen frente al dólar, una evolución que favorece al músculo exportador nipón.

El billete verde se cotizaba hoy en Tokio en la zona baja de los 107 yenes, tras situarse en la víspera en la zona media-alta de los 106 yenes.

Destacan las subidas de empresas exportadoras como el fabricante de vehículos Honda Motor, que ganó un 4,5%, o del grupo tecnológico Hitachi, que progresó un 2,6%.

La histórica compañía nipona de videojuegos Nintendo avanzó un 0,8% ante el inminente lanzamiento en Japón del juego para smartphones Pokémon GO, que se ha convertido en un fenómeno global aunque aún no está disponible en el país asiático.

También se contagiaron de la «fiebre Pokémon» las acciones de la filial nipona de McDonald’s, que llegaron a alcanzar su mayor precio en la Bolsa de Tokio desde 2001, tras conocerse que la empresa colaborará con la llegada del título a Japón.

No obstante, McDonald’s Japón acabó cerrando con una caída del 1,13 por ciento tras registrar subidas superiores al 7 por ciento a lo largo del día, lo que según los analistas se debió a que sigue sin conocerse la fecha de lanzamiento del videojuego en el país asiático.

En la primera sección, 1.152 valores avanzaron, frente a 690 que retrocedieron, mientras que 126 permanecieron sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 2,581 billones de yenes (21.874 millones de euros), por debajo de los 2,719 billones de yenes (23.322 millones de euros) de la víspera.

Fuente: eleconomista.es