Puntos Variación Hora
1,3610 -9,32%  -0,1398 puntos 08:10:01

Grafico

La divisa británica está sufriendo un hundimiento sin precedentes tras al referéndum que ha dado la victoria al sí al abandono de Reino Unido de la Unión Europea. La libra esterlina se hunde un 10% frente al dólar, un 6,5% frente al euro y casi un 14% frente al yen.

La divisa europea también está sufriendo y sufre su peor caída desde que se introdujo en 1999, perdiendo casi un 4% frente al dólar. Por el contrario, el yen japonés y el franco suizo, habituales refugios en tiempos de incertidumbre, registran fuertes subidas. Como curiosidad, bitcoin, la criptomoneda, también se anota fuertes ascensos.

El resultado ha pillado con el pie cambiado a los mercados de divisas, que habían visto como la divisa británica subía en los días previos al referéndum ante unas encuestas que daban la victoria al campo del ‘Bremain’.

Esta enorme caída es muy superior a cualquiera que se haya conocido: por ejemplo, el famoso Miércoles Negro de 1992, cuando la divisa británica fue expulsada del mecanismo europeo de cambio, ‘solo’ provocó un descenso del 4,1%.

El famoso especulador George Soros, quien estuvo detrás de las grandes apuestas en contra de la libra aquel día, ya avisó esta semana que un Brexit podría provocar un hundimiento de la moneda mayor que el se vivió entonces. Aquel día, el inversor ganó 1.000 millones de dólares y se convirtió en el hombre que quebró al Banco de Inglaterra.

Niveles de 1985

Frente al dólar, supone cae a niveles no vistos desde 1985, año en el que las grandes potencias se tuvieron que unir para intervenir el mercado de divisas ante la fortaleza del dólar.

Precisamente todas las miradas se dirigen ahora hacia el Banco de Inglaterra (BoE), y se espera una intervención en el mercado de la institución dirigida por el canadiense Mark Carney. El BoE y su homólgo dela zona euro, el BCE, ya anunciaron que tomarían las medidas necesarias para asegurar la liquidez en los mercados, aunque de momento no han comunicado nada.

«El pánico es palpable», resume John Gorman, de Nomura. «Es el tipo de cosas que pasa una vez en la vida», añade Chuck Self, jefe de inversión de iSector. «La mayoría de la gente va a sentir el dolar», avisa en declaraciones a la agencia Bloomberg.

Fuente: eleconomista.es