fed preeLa Reserva Federal realizará el primer encuentro del 2013 y el primero tras el anuncio de compras sin una fecha final. La expectativa estará en la forma del comunicado y en los nuevos votantes.

La expectativa no será la misma que en el encuentro pasado pero habrá varios factores a considerar.

  • El miembro que solía votar en contra del anuncio de tasas extraordinariamente bajas por un extenso período de tiempo no estará más (Jeffrey Lacker). ¿Surgirá un nuevo miembro que vote en contra o habrá unanimidad?
  •  Los nuevos votantes serán Charles Evans, Eric Rosengren (favorables a políticas expansivas), Esther George y James Bullard (manifestaron los riesgos de las políticas actuales, pero no se sabe como votarán). A grandes rasgos parece que habrá un mayor sesgo favorable hacia políticas flexibles.
  •  El encuentro incluirá la actualización de los objetivos de largo plazo y estrategias de política.
  • No habrá conferencia de prensa de Ben Bernanke, ni cambios en las proyecciones de los miembros.

 Si bien los últimos datos han mostrado que EE.UU. se mantiene en la senda de la recuperación es aún muy pronto para que la FED cambie el tono y suene más cercano a la estrategia de salida. Además, si bien la recuperación se mantiene, no ha tomado un ritmo vigoroso.

Se espera que la FED mantenga el compromiso de tasas bajas y de compras hasta que el desempleo baje considerablemente y mientras las expectativas inflacionarias se mantengan bajo control.

Pese a que no se espera que la actual política de compras por parte de la FED haga mucho por la economía y por bajar la tasa de desempleo, hay varias razones para que sigan por un largo período.

Potenciales impactos sobre el dólar.

La expectativa es porque no se vean grandes anuncios nuevos en el comunicado. En caso de haberlos y mostrarse una potencial reducción en el monto de compras o si hay menciones a una estrategia de salida, el dólar podría dispararse (aunque es poco probable que la FED haga esto).

En caso de mantener el actual tono o incluso si se menciona que pronto podría haber más estímulos (o si se llegaran a anunciar, lo que parece improbable), el dólar podría mantenerse debilitado.

De todas formas, en los últimos meses las correlaciones en el mercado y los efectos de comunicados y demás, no han sido como meses atrás, por lo que es difícil prever la dirección del dólar.

Hay que tener en cuenta además que el miércoles, antes del anuncio de la FED se conocerá la primera estimación de crecimiento de EE.UU. del cuarto trimestre del 2012, lo que puede traer movimiento en el mercado.