• El riesgo de contagio regresa a niveles de 2012
  • Los otros dos candidatos a dejar el euro son Italia y Grecia

 

lepen-fra

 

El miedo a que la Unión Europea se desintegre no es intangible. Existe un índice que lo mide y se llama Sentix Euro Break Up. Según su última actualización, la probabilidad de que Francia sea uno de los Estados miembro que rompa con el euro va en aumento, dando una probabilidad del 8,4%. Es el nivel más elevado registrado nunca antes.

Este indicador, que se lanzó en junio de 2012, pregunta a más de 5.000 inversores minoristas e institucionales de más de 20 países sobre sus expectativas en torno a los mercados financieros. Y el resultado del último sondeo no deja lugar a dudas: la crisis del euro vuelve a estar en el centro de atención.

La razón es que el 25% de los encuestados considera que al menos un Estado abandonará la moneda única en los próximos doce meses. Es el nivel más elevado desde el Brexit, cuando este indicador alcanzó el 27,5%, aunque el pico máximo de tensión se remonta a la crisis de deuda periférica. Entonces, llegó a hasta el 73%.

Los inversores tienen claro quiénes son los tres países que podrían romper el euro. Uno es Francia. A pesar de que Marine Le Pen, la líder del Frente Nacional que abandera esta lucha, está perdiendo peso en las encuestas de cara a las presidenciales, el fallo que han tenido estas herramientas en los acontecimientos anteriores no elimina por completo los temores de los inversores. Es por ello que la probabilidad de que Francia abandone la moneda única ha pasado del 5,7% al 8,4% (ver gráfico).

Otro de los aspectos que mide este índice es el riesgo de contagio en caso de que una desintegración de la eurozona y, a pesar de la aparente calma que impera en el mercado, lo cierto es que este indicador ha saltado por encima del 45% por primera vez desde 2012. Entonces, la viabilidad de Europa llegó a ponerse en duda al desatarse al crisis de deuda periférica

Por: CRISTINA GARCÍA

Fuente: eleconomista.es