Las dudas en el BCE

By on 18 enero, 2013

 En su decisión de la pasada semana, el BCE mostró que no jugaría a favor de una nueva rebaja de tasas. Para ver más medidas la situación debería de cambiar. Por el lado financiero suena obvio, por el lado real de la economía viene las dudas.

 

Es innegable que los mercados de bonos europeos tienen otro color en el 2013, de lo que fue el 2012 y el 2011. Las situaciones en los años anteriores llevaron a que el BCE implemente medidas extraordinarias. Este año, por ahora, el BCE se está negando a aplicar más medidas.

 Lo que podría haber ocurrido en el último encuentro es que se produjera una rebaja en la tasa de interés para con esto impulsar a la economía. Finalmente no ocurrió y las señales apuntaron a que no se bajarán más las tasas.

 Posiblemente los efectos de una nueva rebaja en la tasas de interés no hubieran sido contundentes, tal vez algo hubieran ayudado. De todas formas, la salida de la crisis con un sistema financiero que parece querer emerger, choca contra restricciones en el otorgamiento de créditos al sector real junto con una caída en la demanda de estos préstamos.

 Las dudas en sí no son del BCE, sino de los miembros de la junta directiva, que no tienen todos la misma visión. Algo parecido ocurre en la Reserva Federal. Por ahora, Draghi y los alemanes parecen estar ganando la lucha contra aquellos que quieren más rebajas de tasas.

 Para que el BCE implemente más medidas extraordinarias, a juzgar por el pasado, las tensiones tendrán que venir por el sector financiero. Aduciendo la excusa de que no están funcionando los canales de transmisión de política monetaria, el BCE actuaría.

 En el pasado, las medidas extraordinarias (fuera de la rebaja en la tasa de interés respondieron a una abrupta caída en los títulos públicos de Italia y España – suba en la tasa de interés-. Así que es de esperar algo parecido para que vuela a actuar.

 El otro escenario que podría potenciar más acción, sería una contracción económica mayor, que lleve a una recesión más abrupta. Para ello, se utilizará la excusa de evitar la deflación y el BCE actuaría.

 Ojala que no tenga que volver a actuar el BCE ya que eso implicaría que la economía de la región se mejora junto con los ingresos de las personas. Allí las dudas pasarían por como ir removiendo los estímulos.

You must be logged in to post a comment Login