opep

La esperada reunión de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) se retrasa un día: el encuentro de los líderes del crudo será el 28 de septiembre y no el 27, como estaba previsto.

En este escenario, los precios del petróleo han iniciado la semana con subidas. El barril de West Texas y el de Brent cotizan por encima de los 44 y de los 46 dólares, respectivamente, después de que la semana pasada acumulasen un descenso cercano al 6%.

Parte de las alzas de la jornada está apoyada en las declaraciones del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asegurando que la OPEP y sus rivales están «cerca» de alcanzar un acuerdo para estabilizar la producción de crudo.

En particular, Maduro afirmó que los países de la OPEP y los que no forman parte del cártel estarían «bastante cerca» de alcanzar un acuerdo para estabilizar el mercado durante este mes de septiembre.

Por su parte, el presidente iraní, Hasán Rouhaní, señaló que Teherán apoyará cualquier movimiento para equilibrar el mercado y elevar los precios, según recoge Shana, la agencia de noticias del Ministerio de Petróleo del país persa.

Fuente: eleconomista.es