EE.UU. evitó caer en el abismo fiscal y esto disparó el optimismo en las bolsas, que arrancaron el 2013 envueltos en optimismo. Esto inicialmente debilitó al dólar que tuvo una brusca caída en el mercado pero luego, durante la sesión americana se recuperó, recortando pérdidas y pasando a terreno positivo frente a ciertas monedas. La peor parte se la llevó el yen, seguido de cerca por el euro y el franco suizo. Se registraron importantes quiebres en el mercado de divisas, aunque la corrección del dólar luego hizo que no fueran confirmados.

El dólar terminó con resultados mixtos una jornada que pintaba para el desplome. Esto le agregó dramatismo al mercado de divisas que parecía que iba a tener cierres que dejaban las puertas abiertas a una caída mayor del dólar pero la corrección modificó el escenario.

NZD/USD y AUD/USD. La gran suba del miércoles hizo que estos pares dejaran de moverse en modo de corrección y revirtieron la tendencia de corto plazo, que ahora es alcista. La mira se ubica ahora en resistencias claves, lo que para el AUD/USD es la zona de 1,0600 (aunque antes está 1,0500) y en NZD/USD en 0,8470.

 En el grupo de las ligadas a commodities, la que tuvo un pero rendimiento fue el kiwi (NZD), que si bien cerró con ganancias contra el dólar estadounidense tuvo un gran retroceso contra sus rivales directos.

 El yen siguió con la misma historia de los últimos días. El optimismo en los mercados le quitó aún más brillo, lo que sumado a la caída en el valor de los títulos del Tesoro, llevó al USD/JPY a nuevos máximos en dos año y medio. La moneda japonesa fue la de peor rendimiento nuevamente en el mercado y sigue buscando un soporte.

 El euro y el franco suizo fueron luego del yen las más débiles del día. El EUR/USD tuvo un día volátil. En la reanudación de las operaciones se apreció y se acercó a 1,33 pero nuevamente está zona frenó el ascenso, para luego en la sesión americana desplomarse y borrar todas las ganancias obtenidas. El cierre del miércoles encontró al EUR/USD en el límite inferior de un rango de cotización de dos semanas ¿será oportunidad para esperada el rebote alcista?

 Por su parte el GBP/USD sí puedo con 1,6300 y llegó a máximos en años, pero luego revirtió también con fuerza y cerró el día bastante lejos de esta zona clave.

 Una consolidación por encima de 1,33 en el EUR/USD y de 1,63 en el GBP/USD habilitaría a una continuación alcista. Pero, por ahora, dichas zonas se siguen mostrando resistentes.

 El oro siguió recuperando brillo y escaló por segunda jornada seguida, continuando con la recuperación desde mínimos en meses.

 El panorama para el dólar hacia el futuro parece en cierta forma debilitado en el aspecto fundamental. Una recuperación de su economía, a menos que sea muy fuerte, le juega en contra al billete verde. A su vez, es de esperar cierto favoritismo para las monedas ligadas a commodities si la economía mundial sigue tomando ritmo. El diferencial de políticas monetarias volvería a jugar un rol importante. Por ahora es pronto para concluir, pero si no sale un cisne negro, parece que al menos desde el punto de vista fundamental el camino a seguir sería es este de cara a lo que queda del mes.

 En el otro lado, también hay factores que llaman a la precaución. La suba de los últimos días tanto en Wall street como en otras bolsas, llama a estar atentos a una toma de ganancias. A su vez, no hace falta un de un cisne muy negro (algún evento no previsto) para que afecte a los mercados; hay cierta vulnerabilidad que puede hacer que los inversores cambien de humor rápidamente.

 Lo que dejó el miércoles…

  •  En la madrugada estadounidenses se aprobó legislación para evitar que el país caída en el precipicio fiscal. Se trata de una solución de corto plazo, ya que quedaron varias cosas sin resolver y además se suma el hecho de que se deberá comenzar a tratar el incremento del límite legal de endeudamiento.
  •  Según afirmó Timothy Geithner, de continuar sin novedades hacia fines de febrero el estado ya no podría hacer frente a ciertos pagos, ya que se acabarían los trucos contables. Es decir, que fines de febrero sería la fecha del nuevo abismo, el regreso del temor al default.
  •  Bolsas europeas registrar fuertes subas en el primer día de operaciones del 2013: FTSE 100 +2,20%; CAC 40 +2,55% y el DAX 2,19% (máximo en cinco años).
  •  El rendimiento del bono español a 10 años cayó a 5,16%, el nivel más bajo desde marzo.
  •  Datos mixtos desde Europa. El reporte de PMI de la Eurozona de diciembre arrojó datos mejores a los esperados en Italia y en el Reino Unido, pero por debajo de las expectativas en España y Alemania. Por ahora en Grecia, siguen sin surgir señales de crecimiento.
  •  El buen dato desde Grecia vino por el lado del estado, ya que se supo que Grecia tuvo en los primeros once meses del 2012 un superávit primario (excluyendo el pago de interés) de €2,300 millones.
  •  En Alemania la inflación minorista se ubicó levemente por encima de lo esperado en la estimación preeliminar de diciembre. El IPC subió 0,9%, superando las expectativas de una suba del 0,7%. La tasa anual de esta forma trepó desde 1,9% a 2,1%.
  •  En EE.UU. el ISM manufacturero superó levemente las expectativas al subir hasta 50,7. Lo positivo es que regresó a la zona de expansión. El PMI también salió mejor al estimado y saltó hasta 54 desde 52,8. En el lado negativo, el gasto en construcción que se esperaba haya registrado una suba del 0,6% en noviembre, se contrajo 0,3%.