El dólar de Nueva Zelanda (NZD), también conocido como Kiwi, se apreció luego del cierre de Wall Street del miércoles tras conocerse la decisión de política monetaria del banco central neozelandés. La institución monetaria subió la tasa como era esperado desde 2,75% a 3%, mantuvo el mismo mensaje y subió las estimaciones de crecimiento para el presente año.

Esto hizo que suba inicialmente el kiwi a lo largo del mercado y que le de cierto soporte hacia el futuro aunque en cierta forma relativa. Luego en la sesión asiática extendió las ganancias levemente pero después fue perdiendo momento para ya emprender una caída en las últimas horas. El precio ya ha regresado al nivel que tenía antes de la decisión en la mayoría de los cruces.

El NZD/USD se está aproximando a los mínimos del miércoles y opera por debajo de 0,8590 luego de haber llegado hasta por encima de 0,8630. ¿Seguirá por debajo de los mínimos del miércoles?

¿Por qué hubo debilidad pese a la suba de tasas?

El hecho de que el banco central iba a subir las tasas era un evento descontado completamente en el mercado. Podría haber habido sorpresas en el comunicado pero no las hubo, lo que le dio cierto impulso al kiwi. Pero cierta fortaleza del dólar contra las divisas oceánicas fue suficiente para enviar al AUD/USD y al NZD/USD a la zona de mínimos.

Para que se pueda comprender mejor, las expectativas sobre la política monetaria no han cambiado en Nueva Zelanda, motivo por el cual la divisa no recibió un fuerte empujón pese a la suba de tasas (aunque sí posiblemente por la mejora en las expectativas de crecimiento).

Comunicado del banco central (en inglés)